Friday, February 29, 2008

Proyecto HidroAysén

Entiendo que corresponde a su misión de informar el reproducir textualmente las declaraciones del ministro Pérez Yoma, quien, adjudicándose "vocería de Estado" y al margen de las atribuciones de los ministerios de Energía y Medio Ambiente, y fuera de los requisitos que mandata la ley para la acción del Estado, ha expresado: "Debemos impulsar, con toda la energía posible, la construcción de todo el sistema de embalses de HidroAysén".
Sin embargo, considero un deber de ética ciudadana y democrática cuestionar el juicio de valor expresado en su editorial del 10 de febrero, que presenta como un acto de servicio al país el apoyo de Pérez Yoma al proyecto de Endesa y Colbún de construir 5 centrales hidroeléctricas en nuestra Patagonia.
No es un servicio al país que el ministro del Interior, en su rango de mayor investidura publica, exprese su apoyo a un proyecto que tensiona a los chilenos y que aún no ha sido evaluado por las instituciones del Estado.
La acción de Pérez Yoma y el juicio de valor de su editorial constituyen por ello un hecho que desinforma a los chilenos sobre nuestro Estado de Derecho; viola los procedimientos de la Ley de Bases del Medio Ambiente que impide aprobar proyectos sin evaluación; deslegitima las reglas de procedimientos del Estado, pues constituye una presión a los intendentes (jefes de las coremas) por parte de su superior directo, e invalida las atribuciones de los demás ministerios, cuya misión es velar por el cumplimiento de las leyes sectoriales.
Finalmente, el pronunciamiento de Pérez Yoma contradice los esfuerzos declarados de la institucionalidad pública durante los cuatro gobiernos de la Concertación, empeñados en transitar hacia un Estado democrático en el cual se asegure que las "instituciones funcionan", que mejora la probidad administrativa y que "prima el respeto a las leyes".

SARA LARRAÍN
Directora, Chile Sustentable

Tuesday, February 26, 2008

Encuesta La Segunda



¿Apoya Ud. la idea de que RN y la UDI presenten una acusación constitucional contra la ministra de Educación, Yasna Provoste, por las irregularidades detectadas en las subvenciones escolares?

77%


No
18%


Me da lo mismo
5%


Número de votos:
1405
Fecha de inicio:
26/02/2008
Fecha de término:
27/02/2008
Clasificación:
Política

Sunday, February 24, 2008

Sinónimos


Domingo 24 de Febrero de 2008
Sinónimos

Señor Director:
"Asesorías", "gastos de representación desmedidos", "pagos express", "irregularidades", "atrasos y errores", "gastos no respaldados", "duplicidad de pagos" y ahora... "mecánica del desorden". ¿Cuáles serán las próximas palabras que el Gobierno buscará para decir algo tan simple como "corrupción"?

TERESA FONTAINE

Monday, February 18, 2008

Cómo Derrotar a McCain

Columna publicada con esta misma fecha, por nuestro colaborador Juan Guillermo Ríos Ide, en Nuevo Herald de Miami, USA

Quienquiera que sea el nominado del Partido Demócrata sólo podrá derrotar al senador John McCain cuando él o ella establezca --y lo siga repitiendo hasta la elección-- la inextricable relación que existe entre el comatoso estado de la economía nacional y los gastos militares que McCain quiere prolongar hasta fines del siglo XXI. Esta será una batalla entre los intereses de ultraderecha que se benefician de un abultado presupuesto de defensa, y las clases media y baja que quieren empleos estables y remunerativos, más todo lo que proviene de una saludable economía, aquí, en el territorio nacional.
Esta será una batalla entre quienes quieren seguridad por bombas y balas, y quienes la quieren por prosperidad económica y respeto internacional. Quienes apoyan a McCain tienen dinero más el despiadado poder de una Casa Blanca que sólo cree en la guerra; el nominado (o nominada) demócrata tendrá el poder de un Partido Demócrata unido más --si logra establecer la relación mencionada arriba-- la desesperación de quienes no votan porque no tienen representación en el gobierno. McCain seguirá repitiendo que la seguridad sólo puede salir del cañón de un fusil; y el nominado demócrata deberá responder proponiendo maneras de invertir en el país todo el dinero y recursos que McCain quiere seguir desperdiciando fuera del mismo.


Juan Guillermo Ríos Ide

Thursday, February 14, 2008

Laura Soto; La Punta del Iceberg



Formalizaron por estafa a la diputada PPD Laura Soto
10:32 La desaforada parlamentaria fue acusada de participar directamente en el desvío de fondos de programas de empleo al pago de activistas para su campaña parlamentaria del año 2005.

Wednesday, February 13, 2008

El Caso Santelices


Gonzalo Vial
Se acaba de cerrar el caso del general Santelices, con su retiro de las filas del Ejército. Quisiera explicar por qué este desenlace sienta un precedente muy negativo para el país, para la institución castrense y -por tanto, a mediano o largo plazo- para la estabilidad institucional. Y también, quiénes son los responsables de lo sucedido.

1. El general Santelices hace 34 años y a los 20 de edad, subteniente recién egresado de la Escuela Militar, recibió y cumplió la orden de trasladar a un grupo de detenidos políticos de Copiapó, al lugar donde serían asesinados de inmediato.

La orden de traslado, en sí, no era ilegal; lo ilegal fue el asesinato. El subteniente no participó en el crimen. Asegura no haber sabido el objeto último de la medida, y nadie lo ha contradicho al respecto. Y esta versión suya es la más probable. Un oficial superior que decide y planifica cómo realizar un acto tan monstruoso, se preocupa de que sólo estén enterados de él, y ojalá a último minuto, quienes lo han de cumplir materialmente, y ningún otro. Se ahorra así la eventual oposición de un personal que no requiere para tan innobles fines. ¿Por qué habría de arriesgar esa resistencia, informando de sus propósitos a quienes no necesita ni ha de pedir que intervengan en el asesinato?

2. El subteniente de 1974 y hoy general, pues, no cometió ninguna inmoralidad ni impropiedad.
Menos aún cometió delito. El asesinato masivo de Copiapó está bajo investigación de la justicia desde 1998, me parece, y siempre a cargo de ministros en visita. El oficial declaró en él hace seis años, y ante el ministro del momento, famosamente activo y mal inclinado hacia los militares. No fue entonces inculpado ni procesado. No lo ha sido hasta hoy. Aquel juez ha dicho (La Segunda, 7 de febrero), que el declarante “no sabía que se trataba de un trámite ilegal, el fusilamiento”. “Me dio toda la información que necesitaba”. “No lo sometí a proceso porque en definitiva consideraba que llegado el momento de la sentencia iba a tener que absolverlo”.

El general Santelices, en consecuencia, conforme a la ley y al sentido común, debe presumirse inocente.

Es posible que, sin haber participado de los hechos mismos, su presencia involuntaria y casual en lugar y momento de éstos haya dado pie a que cometiera OTROS actos punibles o censurables. Pero... ¿dónde pueden ellos discutirse y probarse, o establecerse que no los hubo, sino en la causa sobredicha y por los jueces que la han llevado y la llevan?

3. Sin embargo, el general ha sido forzado al retiro. ¿Quiénes lo han conducido a esta situación?
3.1. El primer responsable es el Gobierno. Efectivamente:

3.1.1. El asunto se desencadenó por un llamativo reportaje de La Nación, el 27 de enero. La Nación no es un diario gobiernista, es un diario DEL Gobierno, de su propiedad (o lo que es lo mismo para cualquier fin práctico, propiedad del Estado). Y por favor no hablemos de la “libertad editorial” de La Nación. Es un cuento de hadas, como más de un periodista y hasta director del periódico han podido comprobar.

El Gobierno, en consecuencia, es el que echó a correr este asunto, deliberadamente.

3.1.2. Reportaje de La Nación en mano, el ministro subrogante de Defensa y “vocero” del Gobierno se entrevistó con el Comandante en Jefe del Ejército para solicitar el retiro del general Santelices.
Naturalmente, no lo dice así. Dice que “conversó con el general Izurieta para hacerle ver la posición del Gobierno, QUE ES RESERVADA” (El Mercurio. 6 de febrero).

¿Por qué había de ser “reservada”? ¿Por qué no ser transparente y reconocer lo que todo el mundo sabe: que el Gobierno pidió al Ejército el retiro del General?

3.1.3. Pero no fue todo. No contento con haber usado La Nación para acumular basura sobre el general, el ministro subrogante de Defensa y “vocero” gubernativo se encargó de publicitarla y amplificarla en un reportaje de Radio Cooperativa, repitiendo con énfasis y detalle la versión del diario.

Lo curioso es que, pocas horas antes o después, según el mismo periódico, el referido “vocero” se había negado a comentar las actuaciones del ex director de Ferrocarriles (entidad prácticamente desaparecida bajo su mandato, en razón de robos y fraudes múltiples y millonarios), aduciendo la “presunción de inocencia” de esa persona.

Era de parte del “vocero” la actitud debida, ética y legalmente hablando. Pero la aplicaba al ex director, no al general Santelices.

¿Por que había el “vocero” de reservar los hechos de Ferrocarriles y de su antiguo jefe a los tribunales, y en cambio explayarse sobre los del general con un periodista y en Cachagua?
Porque el Gobierno quería sacar al general del Ejército, y éso requería publicidad. Primero La Nación, después el ministro-“vocero” y Radio Cooperativa.

3.1.4. Pero hay más. En el mismo reportaje radical se produce el siguiente diálogo:
PERIODISTA: “¿Ese general tiene una responsabilidad política según usted?”.
MINISTRO Y VOCERO DEL GOBIERNO: “Ud. le colocó el título”.
PERIODISTA: “Es que usted lo había dicho antes, estoy siguiendo su argumentación”.
MINISTRO Y VOCERO: “Deduce bien usted”.

Confesión explícita de que el Gobierno solicitó al Ejército el retiro del General, por razones políticas.
La política llegando a las Fuerzas Armadas.

3.2. Nótese la situación imposible en que la maniobra del Gobierno colocaba al general, MIENTRAS ESTUVIESE EN SERVICIO ACTIVO.

El apoliticismo, deber del militar, le impedía discutir las motivaciones políticas de aquella maniobra.

La disciplina, deber del militar, le impedía polemizar públicamente con su superior civil. Esta y La Nación, y unos cuantos sacristanes más, podían arrastrarlo por el lodo... y él, callado,
¿No tenía, entonces, defensa?
Por supuesto que la tenía.

El Ejército debió defenderlo, la superioridad y no sólo ella, sino también sus pares. Tanto más si, como dijo el Comandante en Jefe (La Segunda, 4 de febrero), el general mostraba “nobleza y lealtad con la institución”, una actitud “muy noble y muy hombre”, etc.

El Ejército debió examinar POR SÍ MISMO los antecedentes, y obrar en consecuencia:
-Si ellos exigían o recomendaban el retiro, pedirlo la misma institución.
-Si no había mérito, rechazar el retiro. El Gobierno habría, entonces, usado las atribuciones constitucionales que tuviera. Que funcionen las instituciones... pero no para pasar juntas por encima de la honra de nadie.

Jamás debió el Ejército aceptar la renuncia del general Santelices, ni menos invocando el resquicio de ser “indeclinable”. ¿Cómo no iba a serlo, llegada la triste circunstancia de que un general de Ejército sólo puede defender su honor fuera del Ejército?
Es éste, pues, el segundo responsable de tan negativo episodio.

3.3. Y el tercer responsable es, naturalmente, la Justicia.

No ha habido en nuestra historia judicial, creo, caso tan bullado como el de la “Caravana de la Muerte”, que es el que ha venido a afectar al general Santelices.

Pero lleva DIEZ AÑOS y no se resuelve… está lejos de resolverse. La Corte Suprema, impávida. ¡Ni siquiera existe claridad respecto a la prescripción y/o a la aplicación de la amnistía de 1978, en estos casos! La sala penal dice un día una cosa y al siguiente -o quizás el mismo- la contraria. El pleno, mientras tanto, mantiene un silencio y un desapego de esfinge. Y por favor no me digan que no tiene facultades: los abogados bien sabemos lo que es un “supremazo”, y lo hemos visto ocurrir cien si no mil veces, y en casos menos importantes.

Con estos tres responsables, luego, la política ha vuelto a las Fuerzas Armadas. Quizás era inevitable, después de la desgraciada supresión de la inamovilidad constitucional por cuatro años de sus comandantes en jefe.

Las consecuencias malignas de lo sucedido, inexorables, exceden de este espacio. Quizás me refiera a ellas. Pero pueden resumirse brevemente, de este modo: si no se protege y garantiza la “asepsia” política de las Fuerzas Armadas, no serán -a la corta o a la larga- políticamente asépticas.

Sobre Repeticiones de Platos y Enroques

Pinchar Abajo
Enroque: Ex ministro de Agricultura, Alvaro Rojas, es el nuevo embajador de Chile en Alemania Rojas ocupará el cargo que desempeñó quien ahora encabeza esa cartera, Marigen Hornkohl.

Más sobre Carlos Peña y el General Santelices

Difícil....cómo es difícil enfrentar y tratar de explicar un acto como este del General cuando aún era jovencito e inexperto. Nos sirve a todos para reflexionar mucho. Casualmente ayer domingo vi un amplio documentario Alemán hecho, escrito, descrito y narrado por las personas que aún estaban vivas(2003), y que acompañaron la agonía y muerte del Nazismo en el Bunker junto a Hitler. Todo allí es verídico..., y cuando no se recordaban muy bien de los diálogos, hacían solo gestos y silencio. Al finalizar, la secretaria de Hitler, aquella que tipió en la máquina su testamento, dijo mas o menos lo siguiente: - Me recuerdo ahora de la muerte de ( dijo el nombre de una joven alemana que aparece al comienzo del documentário y que fue fuzilada por oponerse y desobedecer al nazismo), dijo... , me recuerdo de lo joven que era esa jovencita que ya tenía conciencia de lo cierto y lo errado, que no obedeció órdenes criminosas,Yo ( dijo la secretária), ahora tengo conciencia que mi juventud no era pretexto para no saber o participar de todo( tenía la misma edad de la jovencita fuzilada en la época). La Sra. secretária murió luego después de concluido el documentário, y es talvez el mas extarordinário y veraz relarto de los últimos dias de Hitler y el nazismo. Si esto sirve para hacernos reflexionar, es válido, si el ahora general calló su voz por tantos años, en pró de una carrera, si esas muertes brutales y esa sangre que vió ser derramada consiguió olvidarlas, entonces, ahora, claro, es entre él, su conciencia, y Dios !!Nosotros no tenemos fuero, ni fuerza para juzgar..Eduardo Sáez M.
8:13 AM

AAHHH !! Se me olvidaba un detalle importantísimo. Esa joven Alemana tiene un monumento en Berlín, con su figura y su nombre( lamentablemente no recuerdo el nombre que leí en el documentário y que aparece en el documentário),Su acto fue heroico y glorioso, y será reconocido como un símbolo de la humanidad por siglos en Alemania. No recuerdo haber sabido ni visto monumento algun a ningun nazista, a ningún criminal de guerra. Es esa la razón también para que existan monumentos al soldado desconocido, esos que cayeron luchando anonimamente en tantos lugares del mundo en épocas y batallas diferentes.El general reaccionó como su conciencia o su miedo se lo dictaron el época, en el momento terrible que vivió; él hizo su opción..., si hubiese sido diferente, talvez lo habrían fusilado y talvez hoy tendría un monumento...talvez...talvez...talvez. Realmente es pura especulación y las consecuencias de su acto de ese momento están ahí para que la pensemos con seriedad, sin pasión ciega, con comprensión si eso puede ser hecho así. Eduardo Sáez M.
8:35 AM
Anonymous said...
Insisto:Juez Guzmán dice:"Me llama la atención que se mienta.El Gobierno tenía conocimiento del sumario a través del CDE"(Consejo de Defensa del Estado)Ahí Santelices declaró.Reportajes.La Tercera,pág.4 del 10_02_08.El ahora general no calló ni ordenó,cuando tenía 20 años,matar a nadie, ni mató.Se lo juzga por transportar para un destino que ni él conocía.En la época de Stalin también hubo un monumento,pero al disvalor,a un niño que delató a sus padres por ser contrarios a Stalin.Atentamente,Antonio Silva.
12:52 PM

Es verdad !!Tiene toda la razón y muy bien recordado ese niño " Héroe al revés" que denunció sus padres que fueron enviados a Siberia. Como pueden ver realmente no hay dictaduras buenas ni dictaduritas. Todas son nefastas,todas son corruptas, sean de izquierda o de derecha. o sean de ningún lado, apenas sean consecuencia de un Napoleón cualquiera que se aucorona él mismo, y vean bien que ahora está un Chávez bien cerquita de aquí, y decenas de súbditos que son obligados a cumplir órdenes y obedecer al mandamás de turno, sobre el miedo de perder la vida si no obedecen...o bien " retirarse a tiempo".Eduardo Sáez M.

1:37 PM
Armando Jaramillo said...
Se advierte un cierto predicamento de "poner el grito en el cielo" a raíz de lo ocurrido con el General(r) Santelices tal si se tratare de un caso aislado de arbitrios o injusticias. La verdad, ¡ES QUE NO! Empero, y sin entrar a formular declaraciones o hacer análisis en uno u otro sentido, a favor o en contra, sí cabe preguntarse quien será el oráculo de tan alto oficial (r) para haberlo conducido a una dimisión tan anticipada en un Chile, como el de hoy, donde nadie renuncia a NADA, allá la denuncia sea in fraganti. O bien, lo otro, ¿ que se fisieron "nuestros nobles valientes soldados" o su institución, el "Glorioso Ejército de Chile" para defender lo suyo o a los suyos cuando son víctimas de una infame o injusta arremetida..." Es francamente penoso. No se trata de fustigar otro golpe de estado, pero, a decir verdad, con todo el respeto que me merecen las instituciones armadas, sus integrantes hace harto rato que asemejan a personajes del más puro pacotillismo.
3:48 PM

Miguel Huerta said...
Yendo por el mismo lado de Armando Jaramillo, el de la opinión directa y franca, es menester decir que el primero que abandonó a sus soldados a su suerte y se refugió cobardemente sin siquiera pensar e emular esa tremenda frase de O´Higgins que reza, "Aquí está mi pecho...", fue Augusto Pinochet.
4:34 AM

Monday, February 11, 2008

Transantiago; Encuesta



A un año de su puesta en marcha, el Transantiago está funcionando:

Peor: 31.8%
Igual: 41.4%
Mejor: 26.7%
Votos Totales: 1473

Sunday, February 10, 2008

Comentario de Carlos Peña- El Mercurio - y comentarios

Domingo 10 de Febrero de 2008
Usted es Santelices
Carlos Peña

Algunas de las reacciones que ha suscitado el caso del general Santelices arriesgan el peligro de borrar de nuestro vocabulario público un puñado de palabras -culpa y responsabilidad, entre ellas- que hacen toda la diferencia del mundo entre una comunidad moralmente alerta y otra que, en cambio, se anestesia a sí misma.
Cuando ocurrieron los hechos que hoy se le reprochan, Santelices era un militar muy joven. Tendría apenas veinte años. Entonces -se ha dicho- desobedecer una orden se castigaba con la muerte. ¿Acaso su juventud y la posibilidad de un castigo tan severo no debe aminorar nuestro juicio de hoy acerca de su conducta? ¿No será una demasía echar sobre esos hombros, siquiera en parte, la culpa de ese crimen?
El vocero de la Iglesia -en ese tono suyo que es casi una fonética de la comprensión- ha recordado incluso que hubo quienes delataron a sus compañeros bajo tortura. Si somos comprensivos con ellos, ¿por qué no debiéramos serlo con quienes, como el general Santelices, actuaron por temor?
Temo que con ese tipo de reflexiones se arriesga el peligro de confundir el juicio histórico, el jurídico, el moral y el político.
Desde el punto de vista histórico (donde sin quererlo se sitúa monseñor Contreras) siempre es posible, claro, alcanzar la comprensión plena de la conducta. Es lo que Weber, si no recuerdo mal, llamaba Verstehen.
Situado en las mismas circunstancias de Santelices, usted es capaz de sentir el miedo que él sintió y entender su elección: eludir la pena participando de eso que hoy se revela como crimen. Este juicio, sin embargo, prueba que usted pudo ser Santelices; pero no prueba que Santelices deba ser exculpado o que usted haya participado de un crimen.
Si es un buen lector, usted puede comprender a Raskolnikov e incluso, mientras dura la lectura, ser él; pero eso no despoja al personaje de Dostoievski de su carácter criminal.
El juicio jurídico es radicalmente distinto al histórico. Desde el punto de vista del derecho no se trata, por regla general, de comprender los motivos del obrar, ni tampoco juzgar la justicia del fin que se perseguía. Se trata, simplemente, de evaluar la legitimidad de los medios empleados. El derecho proscribe el empleo de ciertos medios bajo ciertas circunstancias. Prohíbe, por ejemplo, privar de la vida a un sujeto indefenso, fueren cuales fueren los motivos de esa acción.
Todos comprendemos a Santelices -cualquiera de nosotros pudo ser él- pero eso no lo exculpa si participó de un crimen.
Distinto al juicio de comprensión histórica y al estrictamente jurídico, es el juicio moral.
Desde el punto de vista moral, juzgamos si acaso el sujeto en cuestión obró o no de manera imparcial, resistiendo sus inclinaciones, entre ellas el miedo. Si en cambio, enseña Kant, el sujeto actuó por amor o por odio (a estos efectos ambos son inclinaciones) entonces no obró de manera moral. Es el famoso rigorismo de Kant. Obrar moralmente supone obrar de una manera imparcial y por estricta consideración al deber. Es lo que no hizo Santelices.
Y es que si todos consintiéramos en que el miedo u otra inclinación exculpa, entonces la vida en común no sería posible.
Esto es, dicho sea de paso, lo que argumentó mañosamente Eichmann en el juicio que se llevó en su contra. ¿Qué se me reprocha? Arguyó. Actué sin ira, lo hice por simple consideración al deber que se me imponía; soy un lector de la crítica de Kant, dijo. Santelices no llegó al extremo de manipular a Kant; aunque ha insinuado que cumplió una orden de una autoridad legalmente investida. De acuerdo; pero hay ocasiones -como la quebrada del Way- en que el deber moral no coincide con el legal.
Por eso monseñor Contreras se equivoca cuando insinúa que si no hay libertad -entendida como ausencia de miedo u otra compulsión-, el sujeto puede ser excusado. Una libertad como esa no existe. Obrar moralmente supone hacerlo en medio de la imperfección y la necesidad. Fue, dicho sea de paso, lo que hicieron muchos que, a la misma edad de Santelices y puestos en circunstancias similares, prefirieron el castigo.
En fin, todavía se encuentra el juicio político. Este tipo de juicios son los que han inspirado los procesos de reconciliación como el de Sudáfrica. En ocasiones la subsistencia de la vida en común exige el olvido, hacer las paces, poner en paréntesis los agravios. Pero nada de eso se logra a costa de renunciar a una mínima justicia: individualizar a los culpables, a quienes no estuvieron a la altura del comportamiento que nos demandamos como semejantes.
Por eso, en todo esto no se trata de maltratar a Santelices. Después de todo, cualquiera de nosotros puesto en sus mismas circunstancias, pudo ser él. Se trata, en cambio, de salvaguardar los principios que hacen que cada uno sea hasta cierto punto responsable del otro, incluso en momentos en los que el miedo aconseje hacer algo distinto.
¿Que no sacamos nada con exigirnos tanto? Es probable; pero si cuidamos nuestra capacidad de juicio y no la perdemos por piedad o conmiseración, sabremos en el futuro cuándo nos equivocamos de nuevo.


11 Comentarios publicados
Posteado por:Miguel Huerta Marí­n 10/02/2008 09:29[ N° 1 ]

Me atrevo a aventurar dos hipótesis respecto a don Carlos Peña:
1.- No tiene un hijo entre 18 y 20 años.
2.- No ha hecho el servicio militar.


Posteado por:Antonio Silva Segura 10/02/2008 10:39[ N° 6 ]

Después de la batalla,todos somos generales.
Cualquiera puede predicar valor para la batalla en que no estuvo.Como dijo Borges,"hay quienes no han sentido ni el silbido de una bala"y predican valor para quienes en esa época incluso eran menores de edad.

Bachelet y Poncio Pilatos


General (r) G. Santelices:
"Así como Ravinet lo sabía, también lo sabía Bachelet"
En entrevista exclusiva, el ex uniformado rechaza las presiones que forzaron su salida.

Saturday, February 09, 2008

Carta de una Prima

Estoy impresionada por el odio que emana desde los diferentes "Poderes del Estado", hacia los oficiales de las Fuerzas Armadas y de Orden de nuestro Chile.
Sin duda alguna, siento que las Doctrinas Totalitarias del mundo, mandan en nuestro país, ya que son ellas las que proveen de los cuantiosos recursos económicos para montar tantas mentiras y cambiar la realidad historica que vivimos los simples y comunes chilenos, que no somos póliticos ni nos beneficiamos de las prevendas que generosamente entregan las arcas fiscales a las personas que ayudan en la farsa.
La renuncia del General Santelices al Ejército, demuestra la honorabilidad de él y los deseos de que no se empañe la figura de los soldados chilenos, que desde que entran a sus escuelas matrices les enseñan la obediencia absoluta."Sólo, las personas que han efectuado el Servicio Militar saben que las órdenes superiores se cumplen y no se cuestionan".¡Es increible ! que al hoy General Santelices lo juzguen por cumplir una orden cuando tan solo hacia cuatro meses que había salido de la Escuela Militar, con el grado de Sub Teniente.
Una verguenza para los jueces y todos los integrantes del Poder Judicial.
¿Es que no tienen criterio? ¿Qué sería de Chile, si desde la Independencia, la Guerra del Pacífico y todos nuestros momentos dolorosos donde las Fuerzas Armadas y de Orden, han tenido que defender, el territorio y sus habitantes, sus subalternos desobedecieran las ordenes dadas por los Superiores? Creo que dada las cosas y como se desarrollan los acontecimientos voy a estudiar una demanda al Gobierno de Chile, por la muerte de los estudiantes del "Seguro de Obreros", donde fueron asesinados, "por orden presidencial", todos ellos, salvándose solo 5, los cuales quedaron con secuelas para el resto de su vida. ¡Reclamo los Derechos Humanos, para ellos! ¡Justicia quiero! y que me indemnicen en miles de millones de dólares por las angustias y traumas que aun arrastra mi familia.
Y para los miles de hombres, mujeres y niños, violados, secuestrados y asesinados por Miristas, Frente Manuel Rodriguez y todo los grupos extremistas pagados por el Comunismo Internacional, que se siguen moviendo en mi PATRIA QUERIDA, pido se les juzgue con la misma vara y paguen las reparaciones a sus familiares.
¡¡¡ Si fuera el Presidente de Chile!!! Promulgaría la una ley contra el odio, y la memoria histórica la haría conocer desde el principio... Lean los diarios de las décadas del 60, 70, 80, 90, y encontraran la verdad.
El nuevo siglo no tiene un horizonte muy claro para esta hermosa Patria.

María Eugenia Prat Huerta

Crónica de Una Muerte Anunciada

Y lo dijo el propio gobierno a través de sus ministros:
El Transantiago ha sido una desgracia y un desastre:ministro del Interior Edmundo Pérez Yoma.
El Transantiago ha sido la peor política pública de los gobiernos de la Concertación:ministro Cortázar, de Transporte.
La presidenta conoció el informe de los inconvenientes del Transantiago.Lo dijo Belisario Velasco, cuando ejercía de ministro del Interior.
Todos sabían el resultado,como en Crónica de una muerte Anunciada,del colombiano Gabriel García Márquez.
Una desgracia y un desastre planificado: no fue obra de la naturaleza

Antonio Silva

Desgracia y Desastre


Según el ministro del Interior Edmundo Pérez Yoma,el Transantiago es una desgracia y un desastre.
LaTercera jueves 7 febrero 2008.
Lo que no dice es que éste no es un desastre natural e imprevisible,sino que es un desastre planificado y que una vez planificado hubo advertencias de que esto ocurriría así.
Antonio Silva.

Colaboración de Antonio SIlva

silvaantonio4@latinmail.com ha enviado un mensaje como cortesía de lasegunda.com . ( http://www.lasegunda.com )

Antes el ministro del Interior, Belisario Velasco, dijo que la presidenta conocía los inconvenientes del Transantiago, hecho que ésta negó. Ahora A.Zaldívar, ex ministro del Interior de este gobierno, desmiente al gobierno.
Según el vocero Fco.Vidal,Santelices tiene responsabilidad política, a pesar de que en ese tiempo era legalmente menor de edad y con un grado sin capacidad de decisión.
Los hechos anteriores muestran, por un lado, descoordinación y por otro, irracionalidad del vocero Vidal. Si el gobierno dice no saber,entonces para qué tiene su CNI, ahora llamado ANI:Agencia Nacional de Inteligencia.
Para ver el artículo, ingresa a :http://www.lasegunda.com/ediciononline/sin_seccion/detalle/index.asp?idnoticia=390005

Thursday, February 07, 2008

C O M M E N T S

Lamentablemente, se han recibido en este blog algunos comentarios, a diferentes publicaciones, que no se condicen con la decencia de nuestros columnistas y con la altura que se han tratado temas controvertidos. Todo lo anterior, a pesar de la diversidad de opiniones y pensamientos expresados.
Existe la tentación e eliminar estos comentarios, pero el espíritu de este muro de opinión siempre ha sido dar cabida a los más diversos puntos de vista.
Pido disculpas a quienes, en la más absoluta diversidad, han publicado permanentemente en éstas páginas, ya sea como columnistas o con sus valiosos comentarios y que han demostrado su decencia y lenguaje adecuado y no se sienten interpretados con esta agresividad y virulencia lingüistica.
Solicito a quienes se han expresado de esta forma que, respetando sus puntos de vista que nos comprometemos a continuar publicando, modifiquen su agresividad en aras de un debate positivo.
(Nota del Editor)

Wednesday, February 06, 2008

Comentario de Antonio SIlva

Involuntariamente, esta colaboración de Antonio Silva quedó rezagada y no fue publicada en su oportunidad. Mis disculpas a Antonio (Nota del Editor)


Ya en 1945,George Orwell, socialista utópico inglés, publicó Animals Farm,traducido como Rebelión en la Granja, que en forma de novela es una crítica a la corrupción stalinista,en que las características del cerdo hacían evocar a Stalin. Prohibido durante mucho tiempo en lo que fue la URSS.
En 1949,Orwell publica 1984, ahí aparece entre otras cosas,el vigilante Gran Hermano. Esta novela es una alusión al socialismo stalinista de la URRSS y al socialismo nacionalista de Hitler Recordemos que ambos socialismos unidos atacaron a Polonia el 17 de septiembre de 1939. En esta novela figuran,entre otras cosas: la Policía del Pensamiento,cuyo nombre ya basta para saber que pretende,la neo lengua,mediante la cual los hechos son muy distintos de las palabras,así a la agresión a un pueblo se la llama liberación. Estas novelas las escribió Orwell a pesar de ser un socialista utópico y simpatizante de los republicanos en España.Sus novelas demuestran que las conductas ignominiosas de Stalin eran conocidas desde hace larga data.En el mundo de la novela 1984,se dice quien controla el pasado controla el futuro y Stalin,para controlar el pasado hizo borrar de los textos el nombre y las fotos de Trozky.





Antonio Silva.

Encuesta La Segunda



¿Está Ud. de acuerdo con que el ex general Gonzalo Santelices haya renunciado al Ejército por su vinculación a la "Caravana de la Muerte"?



32%

No
68%

Número de votos:
4039
Fecha de inicio:
06/02/2008
Fecha de término:
07/02/2008
Clasificación:
Actualidad

Tuesday, February 05, 2008

A Propósito del Demócrata Incansable




He leído con atención a todos los columnistas del blog y sus opiniones y comentarios sobre la muerte de nuestro “Demócrata Incansable” He coincidido con muchas de sus opiniones.
Solamente quiero apuntar un detalle al respecto y al respecto me hago algunas preguntas.

Si nos estamos refiriendo a un chileno que es llamado “demócrata incansable “
Si se trata de un chileno premiado con el Premio Nacional de Literatura
Si el hombre es identificado como parte del Patrimonio Cultural de Chile
Si es mencionado como el gran defensor de los derechos humanos

Con los anteriores y otros epítetos atribuyéndole grandes cualidades podríamos pensar que se trata de un chileno notable, y tratándose de una gran personalidad me pregunto:

¿ Porqué cuando la Sra Presidenta en compañía de algunos Ministros de Estado hicieron guardia de honor rodeando su féretro, cantó la internacional (la que se ve que sabe muy bien) en lugar de la Canción Nacional ?

¿ Porqué sobre el féretro estaba la bandera roja con la hoz y el martillo de la ex Unión Soviética y adelante habían 2 banderas cubanas ?

¿ Porqué no había una gran Bandera Chilena cubriendo el féretro de esta casi héroe nacional ?


Fernando Lisoni Benítez






Sunday, February 03, 2008

Identidad y Violencia


Cristóbal Orrego

Domingo 03 de Febrero de 2008


Identidad y violencia
Cristóbal Orrego


Volodia Teitelboim, otrora dirigente máximo del Partido Comunista chileno, ha exhalado su último aliento. Patricia Troncoso, la indigenista presa, ha depuesto su huelga de hambre. Tres problemas se manifiestan gracias a la coincidencia.
Primero: el viejo asunto de la violencia. Llevamos dos décadas de legitimación -indirecta, sutil- de la violencia. Teitelboim dedicó su vida a la causa más odiosa que ha conocido la historia: la expansión del totalitarismo. Nuestra Presidenta se equivoca cuando dice que "todo Chile ha reconocido y recordado con respeto y cariño la partida de Volodia Teitelboim". Todavía hay ciudadanos con un mínimo de sentido crítico y algo de memoria: el PC, con Volodia adentro, esparció por Chile -por todo el mundo- el odio, la violencia y la miseria. Por eso, lloran a Volodia en Cuba, y lo llora Chávez, el destructor socialista de Venezuela.
Bachelet acierta, en cambio, cuando sostiene que "es una persona que siempre se entregó con fuerza a las causas en que creyó". Igual que Lenin, Hitler, Stalin, Mao, Pol-Pot, y tantos otros asesinos históricos, coherentes como el demonio. Entonces causa risa que el señor Teillier, con esa tradicional adhesión del comunismo a la verdad, afirme que el finado ¡fue "un demócrata incansable"! Por eso, quizás, no se cansó de transmitir programas radiales subversivos desde la "democrática" Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, ni de cohonestar con su silencio los horrores del socialismo real. Y el caso Volodia es sencillamente el último de una serie de episodios que ensalzan a quienes han sido violentos: reportajes tiernos sobre Miguel Enríquez -murió en su ley-, todo un glamour en torno al Che Guevara -un asesino sin piedad-, historias románticas sobre miristas y frentistas...
¿Qué tiene de extraño, entonces, que las simpatías de la prensa y de la opinión pública se inclinen hacia una mujer condenada por delitos terroristas, que se declara en huelga de hambre? No es verdad que el Gobierno haya sido débil ante un chantaje, como sostuvo la oposición; ni que haya sido "flexible" por su "alta valorización de la vida humana", como sostuvo el Gobierno. Sucede, más bien, que la autoridad apoya la causa de la "Chepa", pero no sabe cómo abordarla por carecer de una filosofía política. Pensemos, para verlo claro, qué pasaría si Miguel Krasnoff y otros militares, que se sienten injustamente condenados, comenzaran una huelga de hambre para limpiar su nombre o conseguir beneficios. ¡La carcajada del régimen se oiría hasta Siberia! "¡Muéranse de hambre todos, milicos de m . . .!", sería el grito concertado.
Segundo: ese doble estándar gubernamental. "Se produce una arbitrariedad que es culpa de la justicia humana, que un tribunal aplica una ley y otro no lo hace", afirmó José Antonio Viera-Gallo, para justificar la intervención a favor de la huelguista. ¡Y Vidal no le tapó la boca! ¿Se imaginan a Viera-Gallo intercediendo, ahora, para que se aplique la amnistía y la prescripción a los militares ya condenados, y no, como ha hecho "la justicia humana", a unos sí y a otros no?
Tercero: el problema más de la política de la identidad. El modelo liberal reduce las diferencias de identidad a un asunto privado. Primero, las religiosas; después, las étnicas, raciales, culturales... La identidad religiosa y moral depende, según esta simplificación, del ejercicio de la autonomía. Es un asunto de preferencias individuales, subjetivas, frente a las cuales el Estado no debe actuar ni a favor ni en contra. Esta visión se extiende luego a otros aspectos de las identidades de las personas y de los grupos. El paradigma ha entrado en crisis con la globalización y con el emerger de las políticas multiculturalistas. El dilema para la autoridad estriba en cómo reconocer las diferencias de identidad en el ámbito público sin abandonar los mitos fundadores del Estado liberal; es decir, sin renunciar a la privatización de lo que nos divide, y sin que los múltiples reconocimientos de identidades vuelvan a comprometer al Estado con una visión del mundo. En efecto, ¿por qué, por ejemplo, se habría de reconocer constitucionalmente el carácter multiétnico de Chile, mientras que la diversidad religiosa se confina a la "libertad de conciencia"? Y si todas las diferencias reclaman reconocimiento, ¿podrá haber una identidad unitaria que funde la unidad de la organización política, más allá de un "modus vivendi" táctico?
Y este argumento en perpetuo movimiento nos devuelve a Volodia y a la "Chepa". Ellos han asumido una identidad clara, aunque violenta. Eso los diferencia de los personajes que quieren caerles bien a todos, que desfilaron ante el féretro de ese símbolo del odio y de la violencia, o que trataron a una presa suicida, como si fuera la guardiana de la justicia.

Saturday, February 02, 2008

¡Puño en Alto! La "Internacional Socialista"


Cerca de mil almas llegaron hasta el ex Congreso para dar el último adiós al Premio Nacional de Literatura
La Jefa cantó "La Internacional" en masivo velorio de Volodia Teitelboim

La actriz Sigrid Alegría y y el "Tío" Valentín Trujillo asistieron a ceremonia.

LOS HISTÓRICOS

DERRAMÓ LÁGRIMAS

Moros, cristianos y hasta faranduleros llegaron hasta el ex Congreso para dar el último adiós al ex dirigente del Partido Comunista Volodia Teitelboim, quien falleció en la tarde del jueves tras 16 días de agonía.Cerca de mil personas asistieron durante la jornada de ayer para depositar flores al extinto Premio Nacional de Literatura. También llegaron decenas de personeros de gobierno a dar el pésame a la familia y compañeros del ex secretario general del PC.
La Jefa Michelle Bachelet llegó al recinto acompañada del ministro secretario general de Gobierno, Francisco Vidal; el secretario general de la Presidencia, José Antonio Viera-Gallo, y el ministro del Trabajo, Osvaldo Andrade.Los cuatro representantes del Gobierno montaron guardia junto al féretro en un acto de respeto por el difunto.
La Presi, que vestía un traje negro, se quedó a presenciar la guardia montada por la directiva del PC, encabezada por su secretario general, Guillermo Teillier.


"COMPAÑEROS"
En el velorio los "compañeros" entonaron "La Internacional", himno histórico de los rabanitos. Y La Jefa no se quedó atrás: Cantó a todo pulmón.A punto de soltar las lágrimas la Presi canturreó estrofas como "cambiemos el mundo de base, hundiendo al imperio burgués", o "el hombre del hombre es hermano, derechos iguales tendrán...". La Mandataria dijo que los chilenos los recordarán "con respeto, cariño y emoción. Dejó un vacío cultural y político importante".
El desfile de políticos amigos de Volodia fue extenso. Uno de los primeros en acudir fue el senador Juan Pablo Letelier (PS), además de las senadoras Isabel Allende y Soledad Alvear (DC), quienes coincidieron en que fue un hombre consecuente, coherente y comprometido con Chile.Desde el extranjero también llegaron las condolencias a la familia Teitelboim. El presi venezolano Hugo Chávez mandó una carta privada a la familia.
También llegaron al velorio la actriz Sigrid Alegría y el "Tío" Valentín Trujillo.


BUNSTER SE MARGINA
El científico Claudio Bunster, hijo putativo de Teitelboim, envió ayer en la tarde una declaración pública en la que afirmó que no asistirá a despedir los restos del escritor."Por respeto a sus familiares hemos decidido no estar presentes físicamente en sus exequias", dice el texto.


Mónica Jorquera E.

Francisco Vidal y el Funeral de Volodia


!Las vueltas de la Vida¡
Poniendo atención de la sentida expresión del Ministro Vidal en las fotografías en que, incluso, hace guardia ante el féretro del dirigente comunista, como en sus mejores tiempos de cadete de la Escuela Militar, recordé (y copio más abajo) el artículo publicado en éste Blog por nuestro colaborador, Armando Jaramillo, recordando a Vidal en sus tiempos de fiero opositor al gobierno de la Unidad Popular, militando en el Comando Rolando Matus, fuerza de choque del entonces opositor Partido Nacional y bajo el mando de Sergo Onofre Jarpa. (Nota del Editor)


Miguel; te quedaste corto. No me has impresionado.... para nada. El mentado siutiquín, no sólo fue por un período de tiempo mi correligionario de partido (PPD), sino que también compañero de nivel en el Liceo Nº 11 de Las Condes. Allí llegó procedente de la Escuela Militar; nunca se desprendió de su gabardina militar de invierno y como si todo fuera poco, efectivamente integraba las filas del Partido Nacional formando parte del “brazo armado” de dicho colectivo que era el denominado “Comando Rolando Matus”.
Curiosa y divertidamente tan peculiar personaje, en una asamblea PPD en San Fernando, ante unos 50 dirigentes, hacía gárgaras paseando la lengua por cada una de sus piezas dentales para concluir de manera enfática, con ese gesto tan suyo, como es presionar el labio superior entre encía y dientes, aduciendo que el único destino del partido por la democracia era asumir de frentón una posición marcadamente de izquierda, añadiendo que ese sería el gran derrotero político exitoso. ....Tuvo la desgracia que yo estaba dentro del público auditor. Levanté la mano, pedí la palabra y le recordé al amigo...., “al compañero” Vidal, su calidad de condiscípulo mío en aquella siempre bien recordada “escuela filosófica y de talentos” con domicilio en Pdte. Riesco con Gerónimo de Alderete y luego, todo su pasado político....
!Hizo plop¡, !exigía una explicación... ¡
El tipo enmudeció. Fue lo mismo que cuando salíamos a cazar con tío Cano y paraba el vuelo de la tórtola con un artero disparo. No me gané después de eso, precisamente, su simpatía y como estamos en Chile, él , hoy, con tan elocuente contraste es todo un personaje, instalado en la Moneda y yo, en cambio, aquí, siendo nadie, amenizado eso sí, con la posibilidad de saber de ti y contribuyendo a tu anecdotario.
Armando Jaramillo Lira