Tuesday, July 19, 2011

Cientista político dice que se abrió paso a los partidos políticos


Carlos Huneeus: “Se termina con el gabinete de los técnicos y de la excelencia”

El director de la Cerc (DC) afirma que adelantó “que si se mantenía a Hinzpeter, Piñera tenía que pagar un precio alto por eso”.  

Algo insatisfecho y con más dudas que respuestas, quedó el cientista político y director ejecutivo del Centro de Estudios de la Realidad Contemporánea (Cerc), Carlos Huneeus, con el último cambio de gabinete.



- ¿Cómo considera este cambio de gabinete?
- Esperaba un cambio mayor en La Moneda y no ocurrió. Sólo salió la vocera, sigue Larroulet y Hinzpeter. Se cambiaron a ministros de cartera, unos ascienden y otros descienden, como es el caso de Lavín a Mideplan. Además, es malo para el sistema político trasladar a dos senadores y que vengan dos nuevos senadores designados. Aunque creo también que Teodoro Ribera en Justicia es un buen nombre.



- ¿El gran vencedor fue Hinzpeter?


- Yo adelanté que si se mantenía a Hinzpeter, Piñera tenía que pagar un precio alto por eso. Ese precio, sin duda, está dado por varios cambios de ministros que no esperaba. Claramente, es un gabinete mejor que el anterior. Sí, me parece que debilita una bancada en el Congreso, lo que será complicado, pero es otro punto. Así y todo, no entiendo el nombramiento de Longueira en Economía, es una cartera que tiene pocas competencias y no vaya a ser cosa que el presidente esté pensando en un objetivo distinto al que piensa la UDI y el propio Longueira.



- ¿A qué se refiere?

- A que dos senadores muy díscolos y de opiniones críticas como Allamand y Longueira están en carteras con poca capacidad de hacer política. Allamand está callado, mudo y paralizado en Defensa; y Longueira puede terminar en esa misma situación en una cartera de poco vuelo y muy subordinada a Hacienda. Eso, me parece complejo.



- ¿Hay una intención de acallar al ex senador, dado lo crítico que ha sido?

- Los críticos se integran al gabinete. Es normal en los sistemas políticos, que los presidentes prefieran tener al disidente en el gabinete que tenerlo fuera. Así entiendo lo de Allamand y lo de Longueira, quien en Cauquenes fue muy crítico. Uno habría esperado que lo hubiesen puesto en una cartera díficil para que el que es gallito y crítico demuestre que esos problemas se pueden resolver.



- ¿Cuál sería el sello de este nuevo gabinete?
- Se termina con el gabinete de los técnicos y de la excelencia. Es un gabinete de los partidos políticos, lo que es un paso positivo porque en democracia así son los gabinetes.



- ¿La UDI se anotó un punto en esta pasada?
- El presidente al final entendió que el principal partido de la coalición tiene que estar bien integrado al gobierno. Ahora, pone a dos políticos y vamos a ver si le imponen un sello al gobierno. Pero, para que eso sea posible el presidente tendrá que dejar espacio a los partidos, tendrá que dedicarse a ser más jefe de Estado y de gobierno en un gran sentido de la palabra, no puede ser al mismo tiempo un superministro.



- ¿Este será el segundo tiempo del gobierno?
- Eso depende de la agenda. Los problemas que tiene el gobierno no son de personas, sino que de agenda. Hay que dar grandes señales, resolver el tema de la educación y el lucro; tener una postura hacia el mundo del trabajo, enfrentar las reformas políticas. Se puede tener un muy buen equipo, pero con medidas rascas y una agenda pobre no va a cambiar el clima político adverso a él y a su gobierno.


Fuente: Diario Financiero

No comments: