Tuesday, August 30, 2011

CIRCOS


Los circos siempre llegan en septiembre. Este año llegaron en invierno. Los circos siempre han sido la atracción de niños y adultos, desde los modestos circos de barrio hasta el sofisticado Cirque du Soleil. Eso lo saben los políticos, especialistas en la materia. El presentador del circo es un tipo más bien grueso y bajo, bigotón a veces, quien indica el inicio del espectáculo y luego repite lo que le instruyen decir. Después vienen los payasos, por lo general uno muy tonto, que puede ser el mismo presentador, y otro que es el dueño de la trompeta y dirige la función desde la sombra; finalmente, los enanitos, que nos divierten con sus ingeniosas bromas, disfraces y piruetas.
Los prestidigitadores no sólo hacen desaparecer conejos o palomas del sombrero de copa, sino también pesos y dólares, sin que nunca se les pille el truco. Vienen luego los domadores, algunos designados a dedo, que pasan por el aro a los espectadores con tan sólo un chasquido de su látigo. Siguen los trapecistas de calculados saltos en el vacío, haciendo piruetas para atrapar todo lo que pueden en el camino: comisiones, viáticos, contratos, viajes al extranjero con cargo a Moya. Se sujetan unos a otros para evitar caerse, sabiendo que, si llegaran a fallar, siempre está la red que los protege de darse un porrazo. Y por último, están los dueños del circo que son los que ejecutan y administran el espectáculo a su antojo y sacan los mayores beneficios para sí y sus sacrificadas familias. Los romanos le daban pan y circo a su pueblo; aquí sólo alcanza para el circo. (Publicada en el Diario Austral de Valdivia el 23/08/2011)

Mauricio Pilleux Drersdner

No comments: