Tuesday, August 30, 2011

CONTINGENCIA


Por radio y televisión ha hablado el general Eduardo Gordon, General Director de Carabineros de Chile, para referirse al caso del joven Manuel Gutiérrez, muerto de un disparo en Peñalolén. También a las medidas que ha adoptado su institución al respecto.
Sobrecogedor.
Todos sabemos que nuestra policía uniformada carece de formación humanística, y nos limitamos a sonreír cuando los oficiales jefes y subalternos son entrevistados en cámara.
Pero el uso que el señor general Gordon hace de nuestro idioma castellano resulta - hay que decirlo - estupefaciente.
Hablando con el corazón, emocionado, y arrasando sin piedad con gramática y sintaxis, el señor general nos ha informado - entre otros asuntos - sobre su molestia para con aquellos funcionarios policiales que, por su desidia o equivocada actuación, impidieron que el caso se solucionara “mas prematuramente.” Tal cual : “mas prematuramente”. Vale decir, “más que antes de tiempo“.

¿ Qué habrá querido decir ?
Quizás, que los sancionados debieron adivinar la intenciones y anticiparse a la actuación del sargento Millacura, autor del disparo, impidiéndole salir siquiera del cuartel de la subcomisaría Peñalolén aquella tarde. ¿ Será eso ?

Me temo que órdenes cursadas en tal bizarro vocabulario difícilmente serán comprendidas por el contingente y los distintos escalones subordinados.
Menos aún, obedecidas.
Lo que explica que el señor general Gajardo - 2° Jefe de la Zona Metropolitana pasado a retiro - así como el coronel de la Prefectura oriente, el mayor Comisario, el capitán de la Subcomisaría y hasta la subteniente al mando del piquete, hayan puesto sin titubear sus manos al fuego por su personal. Perdiendo en el proceso sus carreras, claro.
Al menos, hasta que la Contraloría conozca los recursos de revisión que - imagino - presentarán los afectados.
Quizás sería prudente que el señor general Gordon, con su salud deteriorada, considerara su pase a retiro.
El Ejecutivo, por su parte, para seguir en la onda que ha puesto de moda, bien podría designarlo en el Senado. Un designado más, en pleno cotillón de la fiesta, equivale a un pelo de la cola.
En el hemiciclo que acoge a nuestros padres conscriptos - para empezar - son contados los que hablan castellano. Lo que ha hecho sentirse como en su casa a la señora Ena von Baer.
¿ Recuerdan que ella decía “estamos previendo con antelación”, además de su marcada aversión al uso de las preposiciones ?

Raúl Olmedo Droguett

3 comments:

Llanera Solitaria said...

Excelente artículo, don Raúl.
Una sola aclaración. Los Senadores designados los nombran los partidos políticos, no el ejecutivo.
Dicha norma se modificó durante el periodo Bachelet, por consenso de ambas coaliciones.

Anonymous said...

Es cierto, Llanera. Vaya sopa.
A ver si el Ejecutivo convence a alguno de sus partidos afines para la próxima vuelta de las sillas musicales.
R. Olmedo

Carmen Domínguez R-T said...

Es posible que cuando se inventó la expresión "el jamón del sandwich", haya sido pensando en Carabineros de Chile.