Monday, August 01, 2011

Desconcertación Educacional



Alguien dijo alguna vez que la figura del hombre público se engrandece cuando pide disculpas por sus errores. Por eso, la carta de justificación, que trata de legitimar la descortesía como norma de conducta, enviada por Ignacio Walker a nombre suyo y de los otros tres presidentes de la Concertación para no asistir a una cita solicitada y agendada por ellos mismos, los convierte en una triste caricatura de lo que se supone debe ser un dirigente político: incapacidad para comprometerse en la búsqueda una solución al apremiante problema de la educación, problema que, además, fue heredado de gobiernos de los cuales ellos mismos formaron parte. Estos cuatro dirigentes han optado por ponerse zapatos de cemento, y quienes así actúan corren el riesgo de hundirse en el pantano de su propia irresponsabilidad.

Mauricio Pilleux Dresdner

No comments: