Wednesday, September 07, 2011

Twitter - Gabriel Valdés



@miguelhuerta32
Miguel Huerta Marín @Emol

Se están muriendo los hombres decentes y patriotas

4 comments:

Anonymous said...

Gabriel Valdés S. fué un hombre notablemente dotado de capacidades positivas. Lo recuerdo presidiendo el Senado con enorme dignidad y utilizando nuestro idioma con soltura, respetando la cultura que va aneja al idioma de un pueblo.
Pero también recuerdo que, más o menos cuando Lukas dibujó aquel árbol de grandes raíces que la peor tormenta no podía desarraigar, aludiendo a la conjura internacional que buscaba nuestra ruina, el señor Gabriel Valdés recorría el mundo promoviendo un boicot internacional contra Chile, su propia patria.

Raúl Olmedo D.

Llanera Solitaria said...

A pesar de ser opositor al actual gobierno, actuó con decencia y patriotismo que se valoran y agradecen.

Anonymous said...

Don Raúl.Don Daniel Valdes No lo hizo contra su própia pátria, es muy extraño que ud. ya un adulto mayor, utilice el idioma en forma a dejar dudas en cuanto a las acciones de Don Gabriel Valdés..., él no hizo campaña JAMÀS CONTRA SU PRÒPIO PAIS..., él hizo campaña CONTRA LA DICTADURA ASESINA QUE SE INSTAURÒ EN NUESTRO PAIS..., eso es muy diferente !!!! él mismo lo cuenta, así como él y muchas personas en sus crónicas , fue alvo para ser asesinado, al igual que Bernardo Leigton, o el general Prat.Eduardo Frei Montalba y tantos...Don Raúl, sea Ud. mismo, un hombre de respeto y estimado, no deje salir de dentro de Ud. ese veneno que mata. Perdóneme por expresarle mi angustia., lo lamento mucho , me duele demasiado, es por eso que ya vengo menos por estos lados; no me está haciendo bien. Cordialmente.Eduardo Sáez Maldonado.

Anonymous said...

Pero ocurre que el boicot promovido internacionalmente afectó primero al pueblo de Chile, y luego a su gobierno. Gobierno que, además, contaba entonces con un amplio apoyo popular.
En esos años, muchísimas personas luchábamos por levantar Chile del pozo horrendo, económico y social, en que lo había dejado sumido el gobierno marxista.
Eran los tiempos en que los seguidores de la Unidad Popular exiliados luchaban por volver a entrar a Chile, mientras la masa del pueblo cubano, alemán oriental y otros veinte países del bloque marxista, luchaban y morían por salir de allí, escapando con lo puesto.
Tuve la oportunidad de expresar mi opinión personalmente al señor Valdés, en una mesa de diálogo que funcionaba los miércoles en el Club de la Unión, moderada por los hermanos Julio y Domingo Durán Neumann.
El escuchó con mucha atención mi larga argumentación en torno al enorme daño infligido, con su campaña, a todo el pueblo chileno. Vale decir, tanto a seguidores como a detractores del Gobierno Militar.
Y, juntamente con manifestar que en ningún caso había sido esa su intención, aceptó que, en principio podría haberse creado un daño colateral, aunque no buscado.
Aceptó gallardamente, porque era un caballero, que lo actuado podría empañar su imagen política y hasta humana. Por ello, quedó en estudiar el asunto, y emitir un juicio propio al respecto. La segunda entrevista no se produjo jamás.

Raúl Olmedo D.