Monday, October 24, 2011

Lo Obvio


Tuve un profesor de estadísticas que afirmaba que, dicha ciencia, tiende a la exactitud cuando la constante se repite con frecuencia inequívoca.
A riesgo de ser calificado como anticomunista, declaro solemnemente que no soy “anti nada”.
Tal vez lo que más me podría repeler en la vida son personajes como el senador Girardi. No por sus ideas políticas, que no las tiene - ya que es solamente “girardista”- sino por su marcada semejanza con esos entes gelatinosos que solemos encontrar en la orilla de la playa. Resbaloso, oscuro, inexpresivo, a veces ponzoñoso y - ciertamente - peligroso con un “Don” de la “camorra” siciliana.

Expreso lo anterior porque, fruto de la evidencia estadística, he llegado al convencimiento de que la oposición política chilena está siendo hábilmente liderada por el Partido Comunista. Con la habilidad de un zorro, el comité central del PC maniobra los hilos cual experto titiritero.

Los porfiados hechos me indican que doña Camila y sus a láteres son militantes del PC. También lo es el inefable Gajardo, presidente del Colegio de Profesores, así como gran parte de su mesa directiva. El presidente del los trabajadores del cobre, Cristián Cuevas, tiene la misma militancia. Y así, una infinidad de dirigentes sociales y sindicales, que silenciosa y sigilosamente han copado esos cargos.
Por su parte, los tres diputados comunistas hacen uso y abuso de sus cargos, regalados por la DC. Participan con desparpajo en cuanto acto violento se genera en nuestras calles. Las JJCC han vuelto por sus fueros y campean en la vía pública disfrazados de “ultras”, mientras sus hipócritas titiriteros se encojen de hombros y alegan inocencia ante los métodos violentos.
Nada de que sorprenderse. Siempre han usado esa estrategia.
Recordemos que culpan al PS, y a Carlos Altamirano, de la violencia que derrotó a Allende y a la Unidad Popular. Ellos, se declaran “blancas palomas” y esconden sus fotos en que aparecen besando a Brezhnev, y sus escritos alabando a Stalin. Exhiben, en cambio, sus patentes de demócratas otorgadas por los ingenuos de siempre.

De otro lado, la Concertación ha pasado a ser, apenas, un inerte espectador del desarrollo de los hechos.
Algunos de sus personeros, víctimas de la desesperación por no poder ser actores principales, se soban las manos con el convencimiento de que el caos les favorece. Y que el siguiente acto será el descendimiento desde las nubes de su “hada madrina”, la señora Bachelet. Retomando, desde luego, el poder y devolviéndoles aquellos privilegios perdidos que añoran con desesperación.
No es fácil tener las esperanzas cifradas en una sola mano.
Más aún cuando esa mano es un personaje que percibe una contundente remuneración en dólares por su actual cargo, y otra similar como pensión por el hecho de haber desempeñado la Presidencia de la República. Si a eso agregamos que siempre existe la posibilidad de una derrota, sobre todo con una base de apoyo tan débil como la concertación, es razonable pensar que doña Michelle puede resultar lo suficientemente sagaz como para percatarse de que mas vale pájaro en mano. Y que es mejor quedarse con lo que la vida ya le ha regalado.
Agreguemos que hay otros concertados que, a pesar de sus convicciones democráticas – que incluyen la conformidad de una derrota electoral - ya no pesan lo suficiente como para devolver a sus escasos seguidores al redil del juego puramente democrático.

Todo Chile sabía que cuando Sebastián Piñera triunfó, en ese mismo momento muchos de estos personajes se juramentaron para hacerle la vida imposible, hacer el país ingobernable, y por esa vía, convertir al gobierno aliancista sólo en un paréntesis.
La naturaleza postergó la ofensiva enviando un terremoto y maremoto de proporciones gigantescas, lo que produjo un año de tregua.
Después de eso, a darle con todo y a negarle “la sal y el agua”.


Quienes piensen que la situación en Chile está descontrolada, pueden salir de su error.
El control lo tiene el Partido Comunista con patente de demócratas, y sólo ellos sabrán a quien ungirán para enfrentarse electoralmente a las fuerzas del Gobierno.
Eso sí, hay un hecho que conviene considerar. Como en el fútbol, los partidos duran 90 minutos, y en el actual, todavía no termina el primer tiempo.
Al frente hay un equipo que también juega, y además tiene el resorte del poder político en sus manos.

Finalmente, a veces lo obvio es de tal entidad, que los “árboles no permiten ver el bosque”. La manija de la oposición la tiene el Partido Comunista y deberemos suponer que la ingenuidad de nuestro pueblo tiene un límite y, en algún minuto, tendrá que confirmarse lo que es obvio

9 comments:

Josefina Montes C. said...

Los comunistas chilenos están más activos que nunca y llevando la batuta.

Carmen Domínguez R-T said...

Los estrategas de siempre,el PC. Desde los tiempos de Stalin, no varían sus hipócritas movidas.
Por otro lado, los ingenuos de siempre, los DC.

Anonymous said...

Quisiera señalar que, si los dirigentes comunistas han copado - silenciosa y sigilosamente, como se expresa - los cargos de liderazgo social, y especialmente aquellos de dirigentes sindicales, estudiantiles y de asociaciones de trabajadores, ha ocurrido así por dejación y falta de interés de las personas de otras ideologías que tuvieron la opción de postularse a ellos.
En el lado de acá se llegan a caer por las ventanas los candidatos a ambas cámaras del Parlamento, o a alcaldías, cargos edilicios, subsecretarías y ministerios varios. Pero nadie quiere ser dirigente social no rentado. Ni hablar de dirigente sindical. Y con buenas razones. Bastará verse elegido en un sindicato, para cargar con la malevolencia de la empresa y ver tu carrera truncada o tu fuente laboral cegada.
Así es que si los comunistas han copado tales espacios, es porque les hemos dado faclidades para ello, con la amplia colaboración del empresariado de este curioso país.

Raúl Olmedo D.

Mario Grez said...

A veces, parece fantasioso culpar a un ente tan pretérito como el PC de los problemas presentes.
Aún así, el raciocinio del Sr. Huerta es lógico y las pruebas de ello estan a la vista.
Los comunistas criollos, a pesar de ser una clara minoría electoral, han demostrado su habilidad para controlar a agenda sin contrapeso.
Una prueba más de la debilidad de la Concertación.

Llanera Solitaria said...

EL PC, históricamente, ha sido experto en camuflaje.

Anonymous said...

Debilidad DC facilita al PC

Anonymous said...

Don Raúl ha sido muy objetivo y certero en su análisis.Parabienes . Pienso lo mismo, era mi opinión que no expresé para evitar mas polémicas ácidas, pero Don Raúl lo hizo y me parece muy lúcido en su análisis...., qué fue de los radicales ? de los DC ? de la izquierda cristiana ? qué fue de los humanistas y otros que gritan sólo en elecciones ? Atte. Eduardo Sáez

Anonymous said...

Desgraciadamente, los espacios que tienen los comunistas, se los han regalado los ingenuos de siempre

Fernando Lisoni B said...

Muy de acuerdo con lo escrito por don Miguel. El Sr Girardi no vale nada, lo recordamos siempre por hechos negativos, algunos no aclarados y reñidos con la ley. Los comunistas siempre han sido hábiles, y no dejan pasar oportunidad, es lo que hacen ahora. No se si la srta Bachelet escuchará los cantos de sirena que surgen desesperados desde la concertación.