Thursday, October 06, 2011

¿Viraje o vuelta de campana?


por Daniel Mansuy Huerta

TODO indica que el proyecto que busca penalizar las tomas violentas (¿las hay pacíficas?) es un signo claro de un nuevo viraje del Ejecutivo, que busca recuperar su electorado duro para frenar su caída en las encuestas. Uno puede preguntarse si acaso un proyecto así es oportuno, e incluso si es necesario -después de todo, bastaría con aplicar las leyes que existen, en lugar de multiplicarlas-, pero la decisión tiene su lado comprensible: pese a que el gobierno lleva largo tiempo pololeando a la izquierda, a los estudiantes y a todo lo que huela a progresismo, los resultados no han sido muy alentadores. El oficialismo no gana nada hacia su izquierda, pues las banderas se van moviendo a medida que el gobierno va cediendo, y pierde al mismo tiempo el apoyo de los sectores duros, cansados de que La Moneda sienta vergüenza -no hay otra palabra- de las ideas de derecha.
Desde luego, es muy temprano para determinar si el viraje es de fondo o puramente táctico. La pregunta tiene su importancia, porque sabemos cuán serios han sido los problemas del gobierno para dotar de coherencia su acción política. En 20 meses, el piñerismo ha puesto arriba de la mesa muchos eslóganes, pero pocas ideas, y ha presentado muchos proyectos de ley, pero ninguno más o menos global. Y aunque el Presidente intente llenar ese vacío con retórica pastosa, no se puede tapar el sol con un dedo ni forzar el destino a punta de palabras. Si hubiera que usar un concepto para definir a este gobierno, no le alcanza ni siquiera para pragmático: hasta aquí, la norma ha sido más bien la frivolidad.
En ese contexto, no es tan descaminado suponer que las ideas más clásicas de la derecha sean quizás la última tabla que encuentre el Presidente en su periplo. Es cierto que esas "ideas" son, hoy por hoy, más parecidas a una suma de intuiciones contradictorias que a un discurso coherente -y habría mucho que decir sobre la profunda desarticulación de la derecha-, pero tienen una virtud innegable: existen. Y no van quedando muchas alternativas, pues sabemos cómo fracasó el "gobierno de los gerentes", y también sabemos que la "nueva derecha" ni siquiera alcanzó a nacer. Así, a la hora de sacar cuentas, va quedando claro que este gobierno no ha deslumbrado por sus aportes sustantivos a la política chilena.
Ahora bien, el viraje tiene sus propias complicaciones. Por un lado, sostener ideas de derecha requiere una buena dosis de coraje, y el Ejecutivo no se siente cómodo en el terreno de las convicciones. Supongo también que debe ser particularmente difícil defender ideas que, en el fondo íntimo, no se comparten, y el Presidente no ha sido nunca un hombre de derecha: no es un misterio para nadie que, si de él dependiera, gobernaría con los Walker y no con los Novoa. Además, si quiere ser coherente y creíble, el nuevo discurso de gobierno debiera aplicarse también a sus negociaciones con los estudiantes, y eso supone abandonar la especie de cogobierno que se ha ido instaurando.
Dicho de otro modo, ¿está el gobierno dispuesto a asumir el viraje a la derecha con todos los costos que ello implica? ¿O bien se trata de una vuelta de campana más, destinada a ser reemplazada pasado mañana por otra brillante corazonada del "segundo piso"? Si me permiten apostar, me inclino por esto último.

7 comments:

Anonymous said...

Vaya escalpelo el de Daniel Mansuy. Directo a la corteza cerebral.
Su lógica desarma.

R. Olmedo

Anonymous said...

Excelente análisis!!. No habrá solución en cuanto 70% de los que gobiernan sean dueños y tengan sus intereses arañados.Bien lo dice el articulista , ya hubo un gobierno de gerentes, ahora está habiendo el de empresários..., esperemos que venga el de politicos hábiles y que ecuchen a la población.La actual costitución fue hecha entre los miembros de la junta militar, no hubo participación ciudadana.La concertación en 19 años siempre supo de eso, y como les era cómodo , nada hicieron..., ahora llegó la hora de la verdad, por eso son necesários esos políticos que nacen 1 entre 1 millón..., hay algunos así hoy ??? Atte. Eduardo

Anonymous said...

La actual constitucion es hija de Ricardo Lagos. BastA con la cantinela de la constitucion de Pinochet.

Anonymous said...

Claro que nó.Lagos apenas le hizo un maquillaje, le dió una mano de gato.Tiene gran responsabilidad en no haber llamado un plesbiscito,o a una constituyente.( fue un irresponsable con la história futura). 90% actual es la ideada por la junta.

llanera solitaria said...

17/09/2005

Radio Cooperativa
Presidente Lagos promulgó el nuevo texto de la Constitución
En medio de varias ovaciones, el Primer Mandatario encabezó la ceremonia de Estado que marcó el fin de los amarres que instauró la dictadura en el texto de 1980.

llanera solitaria said...

A confesión de parte, relevo de pruebas.

01.09.2005
De acuerdo con el Presidente Ricardo Lagos, la reforma constitucional aprobada recientemente por el Congreso es “un gran triunfo para Chile y su democracia”.

Anonymous said...

Hoy ya sabemos que fue insuficiente,un verdadero tongo..., si nó.., qué estamos alegando hoy ?, qué alegan los estudiantes..,los sindicalistas,los empresarios,los políticos ??