Sunday, November 06, 2011

Colaboración de Antonio Silva

POLÍTICOS MATONES

Juan Pinto Robles Diario El Día 4-11-11



No es primera vez que políticos tienen antecedentes de matonaje hacia funcionarios policiales escudándose en sus fueros o en sus altos cargos. ¿Recuerdan al ex diputado Andrés Palma, quien llegó a ser ministro de Planificación con la Concertación (uno barbón, de pelo largo con moño)? En una oportunidad, iba a ser multado por funcionarios de Carabineros por conducir a exceso de velocidad por la Ruta 68. Este individuo no halló nada mejor que, con prepotencia, amenazar al oficial a cargo de aplicarle la Ley de Seguridad Interior del Estado. No le importó que un canal de televisión lo estuviera grabando en ese instante. O sea, es un apóstol de los chilenos de primera y segunda clase.

Para qué hablar del senador Alejandro Navarro, cuando una vez estuvo llorando que fue agredido por un teniente de Carabineros. Los noticiarios demostraron que fue Navarro quien primero propinó un puñetazo en el rostro al oficial.

¿Qué pasó con un funcionario de Carabineros que fue agredido por Carlos Martínez Alvear hijo de Gutenberg Martínez y Soledad Alvear? Terminó alejado de la institución. O un hijo de la ex ministra de Defensa, Vivianne Blanlot, quien en menos de 10 días fue detenido por hurto en el Portal de La Dehesa y por robo en un departamento en Algarrobo. Blanlot tiró la jineta.

¿Ésta es la clase de dirigentes políticos que queremos para nuestro país? En época de elecciones hasta ayudan a cruzar la calle a las abuelitas. Ya que los contribuyentes les pagamos sus dietas parlamentarias, se espera mucho más de ellos. Se espera que actúen como ejemplos de cómo debe funcionar un sistema republicano. No voy a esperar que estos individuos tengan la decencia de no solicitar resguardo policial cuando se embarquen en campañas políticas.

Muchos hablan de democracia, libertades y derechos, y son los primeros en pasar a llevar. Me pregunto si el diputado Ascencio tendría la valentía de hacer exactamente lo mismo, agredir verbalmente a una mujer, si no tuviera fuero parlamentario.

Diputado Ascencio ¿cuál era el eslogan del Sernam?

Atentamente, Antonio Silva Segura

2 comments:

Anonymous said...

De puro parqueao escribo aqui, porque el columnista debe haber tenido un similar estado de salud mental cuando se le ocurrió digitar teclas del su PC para no decir nada de nada, simplemente un ocio sin destino.

Antonio Silva Segura said...

Nuevamente hay alguien que frente a argumentos probados con hechos responde irracionalmente. Irracionalmente, porque no da ningún argumento que pruebe que lo dicho es falso.