Tuesday, April 10, 2012

Carta abierta a las y los militantes del Partido Socialista de Chile


Milito en este partido desde mi adolescencia. En tiempos en que se era socialista sólo en la clandestinidad.
Le di una gran alegría a nuestro Partido cuando resulté electo como el primer presidente socialista de la Federación de Estudiantes de la Universidad Catolica de Chile
Tuve el honor de recibir el reconocimiento "Carlos Lorca Tobar" que se entregaba a quienes se destacaban en la defensa y promoción de los derechos humanos.
He sido miembro del Comité Central y Comisión Política, así como también presidente y secretario general de nuestro Partido.
Luego se ser electo diputado- uno de los más jóvenes de Chile en su momento- resulté electo senador,el mas joven ,en las pasadas elecciones parlamentarias.
Me siento orgulloso de ser parte del partido de Salvador Allende y de Michele Bachelet
Sin embargo, no me gusta en lo que nos hemos transformado. No me gusta el estilo de conducción déspota y autoritario del compañero Osvaldo Andrade.
Nos hemos transformado en un partido que no tolera, ni la disidencia, ni el sano debate democrático. Un partido muy en la lógica del pensamiento único.
Osvaldo Andrade ha propiciado la existencia y crecimiento de un partido dentro de nuestro propio partido.
Hoy en el partido socialista, las decisiones no se toman en los órganos de deliberación colectiva. Ni existe el derecho a discrepar.
Las sesiones de Mesa Directiva y Comisión Política son reuniones de carácter meramente informativo, donde el que disiente es prácticamente censurado, como ocurrió en la ultima sesión de la Comisión Política, en donde "había" que autoconvenserce que al PS le había ido bien en las últimas elecciones primarias .Claro, el Presidente nos quiere convencer que es posible comparar comunas de 500000 habitantes con aquéllas de 10000.
Incluso considerando el número absoluto de candidatos electos quedamos en tercer lugar a pesar de haber llevado más candidatos . Esto sin contar que perdimos en todas las capitales regionales, salvo Puerto Montt. Además de La Florida y Valparaíso.
Nuestro Presidente aceptó que no se realizaran primarias en Macul, Cabildo y Temuco, afectando los derechos de militantes que se inscribieron cumpliendo con todos los requisitos.
En su defensa dirá que no he asumido a cabalidad mi responsabilidad en la Secretaria General. Y tiene razón. Como podría hacerlo si el partido lo conduce y controla su grupo de cercanos?. Quien eligió al
compañero Francisco Aleuy como representante eterno del Presidente en toda instancia en donde se tome alguna decisión vinculada a la distribución del poder?
He sido permanente bypasseado por quienes ostentan el poder absoluto dentro del Partido. Los mismos que tienen un pacto con un sector de la Democracia Cristiana destinado a repartir cargos y poder en el próximo gobierno.
Mi compromiso con Bachelet no es por más ministerios o más pegas. Mi compromiso es con un programa de cambio,innovador y progresista.
Ese pacto ha terminado dinamitando nuestro entendimiento " en las ideas " con el PPD y ha fragmentado nuestro electorado.
Ese pacto pretende dejar fuera del próximo Senado a todos y todas quienes no sean parte de este entendimiento .
Como se interpreta que destacados militantes del sector del Presidente apoyaran a quienes enfrentaron a Gazmuri en Talca o a Saldivar en La Serena o a Bachelet en La Florida?
Quienes han administrado el poder durante 20 años,usando el timbre de la Concertación a su antojo quieren recuperar el poder en 2 años más. Pero lo quieren hacer sin convicción, sin ideas nuevas. No representan al nuevo Chile y se resisten a dar un paso al costado.
No quiero ser cómplice de esto. Renuncio a la Secretaria General. Se que ya están tratando una vez más de torcer nuestra precaria institucionalidad intentando aplazar las elecciones.Espero que al menos frente a aquello haya una mínima resistencia.
No pretendo con esta decisión provocar daño alguno a mi Partido, ni a la Concertación, pero no me es posible seguir avalando un proceder y un estilo de hacer política que no comparto ni en la forma ni tampoco en el fondo.

Fulvio Rossi Ciocca
Senador

1 comment:

Carmen Domínguez R-T said...

¡Vaya, vaya! Parece ser que con Andrade el socialismo vuelve a su esencia autoritaria.
¡Dignos hijos de Lenin y Stalin!