Friday, April 20, 2012

Las contradictorias visiones de los chilenos que vivieron exiliados en la RDA


Bruno Ebner

Fuente: EMOL

El 12 de agosto de 1961 un inusual flujo de alemanes orientales -estimado en cerca de tres mil- cruzó "oficialmente", y por última vez en 28 años, la frontera entre Berlín del Este y Berlín Occidental.

Al día siguiente, y para evitar más fugas hacia la Alemania capitalista, el régimen comunista y totalitario de la República Democrática Alemana (RDA) inició la construcción del fatídico muro de Berlín, el que encerró casi por 28 años a sus habitantes, aislándolos de la cultura occidental.

Pero 136 personas murieron intentando su libertad, cruzando la que la dictadura marxista de la época llamó "valla de protección antifascista".

Y hubo también cerca de tres mil chilenos que ayudaron a escribir esta historia en plena Guerra Fría; casi tres mil connacionales se exiliaron en la RDA luego del golpe de Estado de 1973. Muchos creyeron escapar de un régimen represivo para encontrar la "utopía" socialista. Muchos no sabían que arrancaban de una dictadura para caer en otra.

Ésa es justamente la tesis del documental "El muro chileno", que por estos días circula en YouTube y que será presentado próximamente en Estados Unidos.

La pieza está realizada por los estudiantes de Periodismo de la Universidad del Desarrollo Mathias Meier y María Paz Salas, y fue su tesis de grado de 2011. Aquí se reúne a connotados militantes socialistas históricos de Chile y a otros que alguna vez abrazaron el comunismo. Y enfrentan sus disímiles y contradictorias posturas respecto del lugar en el que habitaron muchos años.

"Para mí hay un momento de quiebre, que es cuando paso de la utopía, como ejercicio intelectual, de libro, a vivir en la utopía real, a vivir detrás del muro", reflexiona el escritor y actual embajador en México, Roberto Ampuero. Un ex comunista y exiliado.

"Salgo de un Chile en donde hay toque de queda, los militares han tomado el poder; hay persecución, represión, y salgo de ese Chile ilusionado hacia la utopía socialista. Y allí es el primer remezón que te toca (...) Tienes que cruzar un muro, campos minados, el río vigilado, los perros, torres con guardias armados. Y obviamente tienes que ser muy ciego, muy insensible, para no plantearte en ese momento, a los 20 años, '¿qué pasa aquí?'", rememora.

Pero algunos chilenos, como la madre de la ex Presidenta Michelle Bachelet, Ángela Jeria -exiliada en Postdam-, valoraron la construcción del muro.

"Me pareció correcto, porque hasta donde uno entendía había mucha influencia de Estados Unidos en tratar de penetrar en el mundo en el que la Unión Soviética tenía predominio. Y me parecía que para poder crear una sociedad socialista había que tener mucho cuidado", dice en el documental

2 comments:

Llanera Solitaria said...

No olvidar que la Gordis militó en Frente Manuel Rodríguez.

Josefina Montes C. said...

Doña Ángela, que hace gárgaras democráticas, no sólo defiende el Muro de Berlín, sino que además es íntima amiga de Margot Hönecker.