Wednesday, August 22, 2012

La CEP y el mal momento político


Pablo Lira Rojas

La estrategia política de demolición de la imagen presidencial utilizada por la Concertación desde marzo de 2010, ha tenido como consecuencia principal una merma significativa no sólo en la popularidad del Ejecutivo, sino que también en todas las instituciones políticas del país, y contradictoriamente a lo que el pacto izquierda esperaba hoy alcanza los niveles de aprobación históricos más bajos para la oposición. Esta maniobra se ha reflejado a través de la obstrucción a las más importantes iniciativas presentadas por el gobierno de la Coalición por el Cambio, desde el royalty minero para la reconstrucción, la aprobación del presupuesto 2012, del salario mínimo y de la reforma tributaria para financiar la educación pública, entre otras. Todo esto, bajo la premisa de volver al poder con Michelle Bachelet el 2014.

En esta lógica, en los resultados de la última encuesta CEP, podemos apreciar que las tres instituciones que gozan de mayor respaldo ciudadano son Carabineros (58%), las FF.AA. (53%) y las Radios (51%). Al mismo tiempo, la policía uniformada alcanza un significativo aumento de ocho puntos porcentuales en su evaluación, siendo la mayor alza en comparación al estudio anterior. Dato no menor, teniendo en cuenta los continuos ataques que ha recibido la labor de esta institución principalmente por parte del movimiento político estudiantil durante el último año. Donde el mejor ejemplo, fue la falsa acusación de "montaje" con la quema de un bus del Transantiago del líder de la Fech, Gabriel Boric, durante la última manifestación de los estudiantes.

Movimiento que durante el año pasado gozó de gran adhesión ciudadana, pero que este año producto de la intransigencia de sus principales referentes, Camila Vallejo (PC), Eloísa González y el propio Boric, y a la violencia de los actos y manifestaciones que han organizado el 2012, han visto disminuir significativamente la confianza de la ciudadanía del 35 a 30%. Transformándose junto a la Iglesia (de 37 a 32%), en las instituciones que más vieron descender su confianza en comparación al estudio anterior. Incluso la vicepresidenta de la Fech, Camila Vallejo, bajó en sus niveles de aprobación desde 43 a 38%.

En este sentido, la baja en la confianza en el movimiento político estudiantil puede ser producto de la radicalización del movimiento o de que esta misma radicalización lo está dejando más reducido. Esto se decantará seguramente en los próximos meses.

Por otro lado, las tres instituciones que gozan de los niveles más bajos de confianza son los Tribunales de Justicia (13%), el Congreso (10%) y los Partidos Políticos (6%). En el caso de la primera de ellas, la reciente sentencia que absuelve a Pitronello por delito terrorista tampoco ayuda a recuperar la confianza ciudadana. En el caso del Poder Legislativo y los partidos, las acusaciones de 'malas prácticas' políticas contra el ex presidente del Senado, Guido Girardi (PPD), por parte del ex ministro de Hacienda de Bachelet, Andrés Velasco, o el denominado accidente 'laboral' sufrido por el Honorable Alejandro Navarro, entre otros hechos han dañado la confianza de los chilenos hacia el Congreso y los partidos.

Al mismo tiempo podemos ver que los personajes políticos con peor evaluación de la ciudadanía son justamente los presidentes de los dos principales partidos de la Concertación, Osvaldo Andrade (PS) con el 15%, y Jaime Quintana (PPD), con el 13%. Mientras que la evaluación de la labor de la oposición y de la Concertación apenas llega al 14%. Lejos de la Coalición por el cambio que logra al 21% de aprobación, e incluso a la del Gobierno del Presidente Piñera, que llega al 27%.

Sin embargo, la Concertación aún respira tranquila gracias a Michelle Bachelet, pero con algún grado de preocupación, porque si bien sigue siendo la figura mejor evaluada por la ciudadanía (76%), sufrió una fuerte caída en su aprobación de siete puntos porcentuales. Tal vez producto de su larga ausencia de la contingencia política y el 'blindaje', tanto de los partidos de la oposición, como de ex integrantes de su gobierno y de la responsabilidad que goza por el cargo que hoy ocupa en la ONU-Mujer.

Pese a esto -y es lo que ha sido la gran apuesta opositora durante estos últimos dos años-, la ex mandataria socialista no sólo es la preferida al interior de los candidatos del bloque opositor, sino que también el 49% de la población cree que ella será la próxima presidente de Chile. Donde el 46% de los entrevistados afirma que está decidido a votar por ella, porcentaje idéntico al que obtuvo en la primera vuelta presidencial el 2005.

Con todo, los resultados de la encuesta CEP seguramente darán para mucho más análisis una vez que quede liberada su base de datos. No obstante, las expectativas de las coaliciones y los partidos políticos ahora están puestas en las próximas municipales, donde las batallas en comunas emblemáticas como Santiago, La Florida, Maipú o Puente Alto, centrarán la atención de éstas. Por otro lado la 'incertidumbre' generada por la inscripción automática y el voto voluntario se resolverán finalmente, donde todo hace indicar que la participación ciudadana llegará a cerca de un 70%, donde la responsabilidad de convocar y de atraer a las urnas a los electores recaerá por primera vez en los candidatos.

No comments: