Wednesday, September 12, 2012

Democracia representativa sí, asamblea constituyente, no.


Los políticos de la Concertación le echan la culpa a las instituciones de la crisis que vive la educación. Uno se pregunta por qué no solucionaron este problema en los 20 años que estuvieron a cargo del Gobierno. Como en el chiste de don Otto, los políticos piensan que maquillando las instituciones van a cambiar su modo de hacer política. Lo que tiene cansado al país no son las instituciones sino el uso y abuso que se hace de ellas.
Algunos creen que los problemas causados por la baja calidad de los políticos se solucionan con una asamblea constituyente, pero ejemplos de de la aplicación de este procedimiento ya los hemos visto en regímenes tales como los de Venezuela y Bolivia con resultados que dejan bastante que desear.
Nuestra democracia representativa y deliberativa se distingue claramente de los regímenes caciquistas y caudillistas que han surgido de las asambleas constituyentes
en América Latina. Los políticos han sido elegidos para hacer que las instituciones funcionen. Si no hacen su pega, hay que cambiarlos. Para eso son las elecciones.

(Publicada en el Diario Austral de Valdivia el 10/09/2012)



Mauricio Pilleux Dresdner

2 comments:

Anonymous said...

Que simplista conclusión. O mejor, ¡que ramplonería la que aqui se escribe! De mdo más divertido termina el chiste de don Otto, el de la venta del sofá para que la Sra. no le siguiera poniéndo el gorro...

Anonymous said...

¿ Simplismo y ramplonería ?

Yo no sé si hay alguien en Chile que crea que la clase política lo está haciendo bien, para empezar.
Ni tampoco si la masa ciudadana - con la excepción obvia del Partido Comunista - estima que una asamblea constituyente va a solucionar el problema.
La gracia de Piyeux es que expone en texto simple verdades enormes.

Raúl Olmedo D.