Wednesday, September 19, 2012

MI QUERIDO Y POBRE PRESIDENTE

COLABORACIÓN DE EDUARDO SÁEZ


A raíz de un artículo del diario conservador ABC de Madrid, titulado “Mújica el Presidente mas pobre” he tenido mas noticias del buen hacer de una persona que al ser elegida como Presidente de Uruguay, ha rechazado todos los privilegios inherentes a su cargo y se ha dedicado en cuerpo y alma a servir a su pueblo, desde la sencillez y humildad con la que se ha caracterizado toda su vida. Gratifica el ejemplo que está dando este hombre, mas bien diría “Santo hombre”, para vergüenza de la mayoría de políticos a nivel mundial y en especial de los incapaces y corruptos que tenemos en casa.
Disfruten de esta noticia y de la respuesta que dio a la misma e imagínense las acciones que podríamos emprender para solucionar nuestra “crisis”.
Con soluciones a lo Pepe Mújica, no estaríamos en crisis por dos motivos :
Uno, porque los políticos tendrían que vivir con muy poco .

Y dos, porque nosotros el pueblo también sabríamos o deberíamos vivir con menos.
La Nota de ABC dice lo siguiente:
Vive en su chacra de las afueras de Montevideo, en Rincón del Cerro, tal como había prometido. Lo rodea su esposa, la senadora Lucía Topolansky, la inseparable perra Manuela –nada de raza, nada de abolengo canino-, sus cultivos y mucho verde. Eligió para quedarse el lugar en el mundo que encontró hace años y le atrapó.
Desde allí dona a fondos de ayuda social un 90% de su salario, establecido en unos 12.500 dólares americanos. Cada mes, ‘Pepe’ Mujica recibe 250.000 pesos por su tarea como Presidente del Uruguay y Comandante en Jefe, pero de allí sólo rescata para su manutención mensual unos 20.000 pesos. El resto se distribuye desde el Fondo Raúl Sendic, que administra su fuerza política, el Movimiento de Participación Popular, que ayuda a emprendimientos productivos hasta simples colaboraciones, y ONG que colaboran con viviendas. Dice a los cuatro vientos que “con ese dinero me alcanza, y me tiene que alcanzar porque hay otros uruguayos que viven con mucho menos”.
Es el mismo que propone donar las jubilaciones presidenciales –esas astronómicas cifras que permanecen cobrando los ex presidentes constitucionales del país- y el mismo que utiliza un simple Chevrolet Corsa como vehículo de transporte oficial. A muchos años de la moto Vespa que utilizó para llegar al Parlamento a la salida de la dictadura, ya ungido como diputado, Mujica ha mantenido su perfil. Más acicalado que en épocas de proselitismo político, igualmente el protocolo es algo bien alejado de sus intenciones habituales.
El último ejemplo lo ubicó en la ferretería del barrio Paso de la Arena, hacia donde fue para adquirir una tapa para inodoro. Compró lo que iba a comprar, y acto seguido aceptó una invitación informal de los jóvenes de la zona, nucleados en el humilde club de fútbol Huracán. Sin seguridad, sin eufemismos, Mujica brindó una sencilla charla de aliento a los futbolistas que participan en el torneo de la Segunda División Profesional… aferrado a la tapa del inodoro recién adquirida.
De repente un Volkswagen Fusca, celeste, muy bien conservado, llegó a estacionarse frente al gimnasio del club. De alpargatas, con equipo deportivo, el Presidente dedicó varios minutos a los jóvenes deportistas, y prometió mayor atención a la institución además de convenir en “comer un asadito si el club asciende a Primera”. Se sacó fotos, aceptó fotos, concedió abrazos y se fue con el aplauso de todos, abrazado a su perra Manuela que a estas alturas del mandato ya entiende de absolutamente todos los temas.
Ya de regreso a su chacra –esa finca que a lo lejos es custodiada por efímeras fuerzas policiales aceptadas a regañadientes por el mandatario uruguayo- Mujica continúa con su día. Revisa la tierra, mientras declara su auto VW Fusca como único patrimonio, valorado en 1.945 dólares.
De acuerdo a la última declaración jurada que presentó a la Junta de Transparencia y Ética Pública, Mujica sólo es dueño de este coche, mientras la chacra figura a nombre de la primera dama y senadora Topolansky, la cual también dona parte de su salario. Sin cuentas bancarias, sin deudas, el hombre dice dormir tranquilo, y asegura que espera culminar su mandato para descansar, más tranquilo aún, en su chacra de Rincón del Cerro.
Cuando el presidente Mujica fue consultado por los medios acerca de esta nota, esto fue lo que contestó:
“Yo no soy pobre, pobres son los que creen que yo soy pobre.
Tengo pocas cosas, es cierto, las mínimas, pero solo para poder ser rico.
Quiero tener tiempo para dedicarlo a las cosas que me motivan. Y si tuviera muchas cosas tendría que ocuparme de atenderlas y no podría hacer lo que realmente me gusta.
Esa es la verdadera libertad, la austeridad, el consumir poco.
La casa pequeña, para poder dedicar el tiempo a lo que verdaderamente disfruto. Si no, tendría que tener una empleada y ya tendría una interventora dentro de la casa. Y si tengo muchas cosas me tengo que dedicar a cuidarlas para que no me las lleven.
No, con tres piecitas me alcanza. Les pasamos la escoba entre la vieja y yo y ya, se acabó.
Entonces sí tenemos tiempo para lo que realmente nos entusiasma.
No somos pobres”.
Soy feliz porque siento amor por la humanidad
Siento amor porque vivo en amor a mi pueblo
Tengo de todo porque no necesito más de lo que requiero para ser feliz
Comparto lo que tengo porque nunca me sobra, pero alcanza para todos
Vivo con mi vieja y no necesitamos más de lo que nuestro esfuerzo nos repara
Soy feliz por el amor que siento
Y porque cada día el verde es más verde
El rojo más intenso
El azul más esplendoroso
Y el hombre, el ser, cada día despierta más mi ilusión por vivir.
Amo y me amo
No soy pobre… el dinero no es mi Dios
Mi Dios es la emancipación…

4 comments:

Antonio Silva said...

Mujica cumple con el dicho de un filósofo griego que dijo: no es más rico el que tiene más dinero, sino el que necesita menos cosas.El cumple con lo que dijo en un discurso como presidente, al criticar el afán desmedido de dinero.Él es lo que dice.

Armando Jaramillo said...

Don Eduardo, francamente ¡Notable! su colaboración. De no mediar ella, esto no lo sabría nadie. Qué tremendo ejemplo, perdón EJEMPLO. Si lo que Ud. relata es estrictamente verídico, estamos ante un producto DE EXPORTACIÓN. Hay que difundir más su nota. Es comparable con costumbres criollas extintas, como aquel mandatario chileno que se trasladaba a pie desde su domicilio a su lugar de trabajo; o como el padre de éste que sacaba a caminar desde La Moneda a su perro Ulk para que hiciere sus necesidades por la Alameda de Las Delicias o tal vez, ese otro, más antiguo aún, que de regreso a su casa, en las inmediaciones de la Plaza de Armas tropieza con un borrachito que oreaba su alcoholizada actitud y al que le responde luego que éste le consultara, con arrastrado balbucir, su identidad: ¡Soy el Presidente Santa María! El ebrio, con un ojo semiabierto, lo mira, le contesta "ora pro nobi", se da media vuelta y sigue durmiendo.

Anonymous said...

Don Armando. Que bien sus recuedos de esos presidentes del pasado. A Don Jorge Alessandri lo veia casi a diario, cuando con su infaltable bufanda, paraba para saludar,en la calle MONEDA al SR. LUSTRABOTAS que estaba siempre a la salida del correo( al lado de un kiosko de revistas).Don Jorge se venía caminando todos los dias a pié desde la calle Philips hasta la moneda..., Yo trabajaba en la J.Walter Thompson Publicidad.Hombre notable Don Jorge , en extremo educado,amable y sencillo.Em Verdad Don José Mujica es así , soy amigo de una gran escritora Uruguaya ( Virginia Bintz / la encuentra en el google), ella confirma estas particularidades de Don Pepe Mujica. Su discurso en la RIO mas 20 fue absolutamente notable, los dejó a todos mudos, para luego con verguenza terrible , lo aplaudiaran muchos discretamente..., porque dicho en buen chileno : - " Les pegó a todos en los cachos"( a la humanidad).Ojalá Don José Miguel encuentre ese discurso, es cortito, y lo publique aquí . Atte. Eduardo Sáez Maldonado

Anonymous said...

el discurso de José Mujica se encuentra en YOUTUB : Discurso de José Mujica en la Rio mas 20 -Presidente de Uruguay