Thursday, May 09, 2013

La reservada intervención de Alvear en la fallida negociación por primarias





Alertada de que sin su conocimiento la mesa DC había cedido varios cupos, la senadora y candidata a la reelección por Santiago Oriente presionó para revertir el acuerdo.

Fuente: Pulso.cl
M.E. Álvarez y N. Olivares | Política | 06/05

El miércoles 1 de mayo, los representantes de la Democracia Cristiana Víctor Maldonado y Alberto Undurraga llegaron con más de tres horas de retraso a la última reunión de negociación de la oposición realizada en la sede del PS, en calle París.

A sólo horas para que venciera el plazo final impuesto por el Servel para inscribir el pacto electoral, el grupo de negociación de la oposición exploraba las últimas alternativas para lograr acuerdo cuando, en medio de la conversación, los representantes DC reactivaron un nuevo conflicto: imponer como requisito para continuar con el pacto la entrega de La Florida, Vallenar, San Bernardo y Conchalí para su colectividad. “Si no hay cupos, no hay acuerdo”.

La solicitud DC terminó esa noche por sentenciar la negociación de la plantilla parlamentaria.

Una de las principales sorpresas para los presentes en el encuentro fue la insistencia y fuerza con que la DC exigió el cupo de La Florida.

El jueves 18 de abril, los presidentes de partidos se reunieron junto a sus respectivos secretarios generales y parte del equipo negociador del bloque. En el encuentro, el senador y presidente de la DC, Ignacio Walker, notificó de manera oficial que su colectividad no presentaría un candidato para competir por el distrito de La Florida. Bajo este escenario, la oposición acordó que las candidaturas serían las de Camila Vallejo (PC) y Andrés Santander (PS).

Al día siguiente, el secretario nacional DC, Víctor Maldonado, ratificó de manera pública el acuerdo logrado en el bloque declarando en Radio Cooperativa: “La Democracia Cristiana está disponible para que Camila Vallejo, tal como ella y su partido (PC) lo han pedido en reiteradas ocasiones y por tiempo prolongado, vaya como candidata a diputada por la comuna y distrito de La Florida”.

Ese mismo día, Soledad Alvear, senadora y candidata por Santiago Oriente, se entera por la prensa que uno de sus principales distritos, el que cuenta con una población de más de 350 mil habitantes, no tendría representación DC en la elección del 17 de noviembre.

La resolución no cayó bien en el círculo más cercano de la ex canciller, entre quienes se cuenta su esposo, el histórico dirigente del partido Gutenberg Martínez. De hecho, fue la propia senadora quien personalmente abordó el tema con Walker.

De acuerdo con la lectura realizada por el alvearismo, entregarle el cupo a Camila Vallejo se traduciría necesariamente en un apoyo extra para la candidatura senatorial de Carlos Montes (PS), actual diputado de la zona. Esto ya que el escenario más probable es que la ex dirigente estudiantil respalde al parlamentario socialista en desmedro de Alvear.

Desde el equipo negociador DC justificaron la decisión argumentando que uno de los principales criterios que se estaba aplicando en el bloque era la tradicional lógica “el que tiene mantiene”, por lo que el PS tendría en La Florida la primera opción. A esto se sumaban sondeos internos que asegurarían que Vallejo superaría ampliamente a la carta DC por la zona, Gonzalo Duarte, que en octubre del año pasado perdió la alcaldía de La Florida frente al UDI Rodolfo Carter.

Fue bajo este escenario que desde la DC aseguran que Martínez y Alvear optaron por involucrarse de manera directa en el tema, solicitando a la mesa cambiar su estrategia negociadora. Y es que de acuerdo con lo planteado por la senadora, el criterio de “el que tiene mantiene” no se estaba cumpliendo en todos los distritos. Un ejemplo de esto era que desde el PS y el PPD insistían que en Providencia y Ñuñoa los cupos estaban abiertos, pese a que el diputado concertacionista en esa zona es el DC Jorge Burgos, por lo que una primaria con Sebastián Pavlovic (DC) en la papeleta, frente a Maya Fernández (PS) y Carlos Zanzi de Revolución Democrática, como lo pedían desde el ala progresista, no se justificaba. “El que tiene mantiene corre en todos los distritos o en ninguno”, respondían los cercanos a Alvear.

Otro factor que motivó la injerencia de la ex canciller fue que, de acuerdo con sus cálculos, de los ocho distritos que tiene la circunscripción, sólo en uno de ellos, La Reina-Peñalolén con Jaime Pilowsky (ex administrador municipal de Claudio Orrego), tiene una carta segura de triunfo, con lo que la mesa de Walker no podía “regalar” las otras zonas. En todo caso, y para contrarrestar aquello, Alvear ha acercado posiciones con Claudina Ñúñez (alcaldesa PC de Pedro Aguirre Cerda y Julio Palestro, alcalde PS en San Miguel), entre otras figuras extra DC.

Los cercanos a Alvear se defienden, además, explicando que no sólo la senadora se ha preocupado de velar por sus intereses, sino que acotan que en el PS exigieron que en Puente Alto, Osvaldo Andrade, presidente del partido, no tenga una competencia fuerte, algo que también habría entrampado las negociaciones.

Con todos estos argumentos en mano, y a sólo una semana de ratificar el cupo para el PC, Maldonado comenzó a poner en duda el acuerdo preliminarmente suscrito en abril. Un primer paso para aquello fue levantar una carta más competitiva en La Florida. Fue así que por directa indicación de Alvear, los negociadores DC pusieron sobre la mesa al abogado Mario Schilling.

Constatada la negativa DC a mantener lo definido verbalmente, el inminente pacto por primarias quedó en nada, al punto que los negociadores democratacristianos ni siquiera tuvieron la disposición para entregar sus firmas y permitir que el PS hiciera elecciones preliminares en Los Ríos y Los Lagos.

No comments: