Thursday, July 11, 2013

Los Ochocientos



Miguel Huerta Marín

En los tiempos de la Independencia de Chile, los Larraín ya eran muchos y revoltosos. Se les motejaba como "los Ochocientos" y, a esas alturas, ya participaban de los movimientos revolucionarios encabezados por don José Miguel Carrera. Sin pretender denostarlos, menos aún porque tengo nietos que llevan ese apellido, es notable observarlos en la actualidad. Van desde modelos bellas y desvergonzadas hasta el "pipiolo", con dichos de "pelucón", don Carlos Larraín Peña, Senador de la República sólo por voluntad propia y del actual sistema electoral.

Don Carlos, a veces olvida sus orígenes aristocráticos y demuestra modales impropios de un pariente del "Marqués de Larraín", título nobiliario otorgado por el Rey Carlos III. En efecto, difícil resulta olvidar el día que se paró de la mesa palaciega y abandonó indignado un desayuno en La Moneda porque había un comensal que no era de su agrado. ¡Esas cosas no se hacen! Un ejemplo: Si este humilde servidor lo hiciera de la mesa de cualquiera de los seguidores de este blog, con justicia se me calificaría de "roto". Puntualicemos que un roto no se conoce por el apellido; ni por el saldo de su cuenta corriente, ni el color de su piel. ¡No, no, no...nada de eso¡ Un "roto" es, simplemente, quien tiene la capacidad de hacer una "rotería". Ofender a cualquier Presidente de la República abandonando su mesa, sin dudas es una "rotería". (Recuerdo, en mis tiempos en la Marina de Chile, haberle rendido honores a Salvador Allende sin chistar)

Variadas han sido las anécdota pintorescas del mentado Don Carlos, pero actuar a espaldas de sus correligionarios, que -a mayor redundancia- preside, se asemeja demasiado a una deslealtad con su propio sector. Más aún si se actúa a espaldas de su propio gobierno, que él mismo -se supone- contribuyó a elegir.

¿Deslealtades propias de la política? Éste humilde cronista piensa que todo tiene un límite. Y como le escuché decir el ex Senador don Pedro Ibáñez Ojeda, con quien tuve el gusto de compartir. SIC "Hay cosas que no se hacen".>

4 comments:

María E. Urrutia said...

¡¡¡Simplemente, Genial!!!

Anonymous said...

Desconcertante, en verdad, la proposición del bloque transversal que propone modificar la composición y origen de ambas cámaras legislativas. Yo tampoco entendí que hace Carlos Larraín metido en ese lote.
No obstante, en la encuesta de La Segunda sobre este particular, yo voté por la opción que prefiere "esperar a recibir mas información sobre el proyecto."

R. Olmedo

Carmen Domínguez R-T said...

Ciertamente, las actitudes de Larraín son una mezcla entre deslealtad y protagonismo irrefrenable.

Charis said...

Awesome!