Wednesday, August 14, 2013

Colaboración de Mauricio Pilleux D.




EL MERCURIO Miércoles 14 de agosto de 2013
Los comunistas no mienten
Gonzalo Rojas

Un buen amigo me aseguraba días atrás que la candidata Karol Cariola, del PC, miente descaradamente en cada programa televisivo en que participa.

Está equivocado: los comunistas no mienten. Para mentir hay que pertenecer a una cultura que da un valor absoluto a la verdad y que llama mentira a su contrario. Los comunistas no mienten, porque no buscan la verdad: ellos la crean.

Por eso, se equivocan también quienes se escandalizan de la presencia de los jóvenes líderes del PC, Ballesteros, Cariola y Vallejo, en la publicitada foto junto a Bachelet. Les critican, como Enríquez-Ominami, haber sido cooptados por la institucionalidad. La posibilidad de llegar al Congreso los ha encandilado y ya no son dueños de sus acciones, se afirma.

Vaya candor. Llegar a ser diputado o senador, para todo comunista, no es más que un acto ritual mediante el que se cumple uno de los pasos establecidos en el manual del partido. En el caso de sus candidatos más jóvenes, la trayectoria ha sido clara: del manual a la reunión, de la reunión a la asamblea, de la asamblea a la calle, de la calle al Congreso; y de ahí, a la calle nuevamente.

Si son electos, los jóvenes comunistas seguirán al pie de la letra ideológica el ejemplo de sus mayores.

En abril de 2009 se escribió en esta tribuna que el pacto parlamentario Concertación-PC era "para posicionar a uno o dos diputados comunistas como los actores principales de la política chilena en adelante. Sí, a prepararse para el show mediático de Gutiérrez o de Carmona si son electos: exigimos cámara por aquí, que nos den tribuna por allá, hacemos valer el fuero más acá, ejercemos presiones en todos lados. La marea roja y sus toxinas, contaminando la prensa, los actos culturales, la movilización social y, por cierto, muy ausente de ese burgués congreso para el que habrían sido electos".Y en agosto de 2010 se agregó: "Ocuparás toda posición que te cedan; crecerás poco a poco. ¿Un diputado? Suficiente, pero si son tres, mejor; después podrás pedir cinco, nueve... Para divulgar lo poco que hagas, contarás con tus contactos en cada medio informativo".

Aplausos, por favor: gracias.

Por eso, la candidata Vallejo afirma que ha sido Michelle Bachelet la que se ha acercado a ellos, que no han sido los dirigentes estudiantiles comunistas quienes han claudicado de sus posturas de 2011. Así se crea la verdad, así se posiciona un discurso en el ambiente.

Lo hizo magistralmente el diputado comunista Teillier, este mismo 2013. Al reivindicar el camino de la lucha armada encabezado por el Frente Manuel Rodríguez durante el gobierno militar, afirmó que decía "una verdad sobre sucesos históricos".

De igual forma actuó Gladys Marín en sus últimos años. Fue tan consecuente, tan coherente, que apoyó la vía violenta a través del FMR, pero presentó querellas en tribunales de la democracia; despotricó contra la institucionalidad burguesa, pero participó de todas sus instancias como candidata; habló de los pobres y oprimidos hasta agotarse, pero estos nunca le dieron más votos que sus candidatos rivales de... la UDI.

Lo importante era crear una verdad, divulgarla, convencer, vencer.

Pero lo más notable es que en esta épica comunista casi todos quedan enredados. Las juventudes de los otros partidos de la izquierda, encandiladas por la creatividad verbal de las bellas del PC; la juventud democratacristiana, acomplejada ante la posibilidad de parecer derechista si no siguen los dictados de la Camila y de la Karol; incluso, uno que otro dirigente juvenil de la Alianza repitiendo tonterías producto de su boba e inconfesable admiración hacia los jóvenes comunistas.

Inventa, inventa, que mucho queda.

No comments: