Monday, December 16, 2013

Evelyn, la Última Gladiadora

 
Miguel Huerta Marín
La campaña presidencial de Evelyn Matthei fue un calvario público para la candidata sin parangón en la historia política chilena.  La génesis de su candidatura fue, recordémoslo, una miniserie en capítulos de bochornos que comienzan con la caída de Golborne, quien fue  producto de una poco meditada candidatura gestada en un impulso ya endémico de un sector de la derecha chilena; el encandilamiento fruto de un golpe mediático que finalmente evidencia su falta de sustancia. Hernán Büchi, en su momento, fue un error similar que tuvo su capítulo de bochornosa abdicación con elástico, producto de sus “contradicciones vitales”.

La posterior subida de Pablo Longueira a la carrera de las primarias aliancistas, no estuvo exenta de traumas y actitudes propias del más puro autoritarismo. No olvidar que el actual senador electo, Iván Moreira, soltó lágrimas en pantalla cuando, a su propio decir, fue enviado a la región de Los Lagos “A Morir”. El destino y la tenacidad del afectado le permitió doblar la mano de “los Coroneles” y vencer en una épica y desigual batalla electoral. Dicho sea de paso, la elección de Moreira hace la diferencia para que la aplanadora izquierdista que se viene tenga un efecto algo disminuido.

El epílogo de la elección primaria aliancista no fue menos bochornoso. Con un Joaquín Lavín presionando al derrotado para ser humillado en forma pública propia de un circo romano. A su vez, el derrotado -Andrés Allamand- mostrándose como un niño taimado tampoco contribuyó para hacer del resultado de dicha primaria algo digno y republicano.

Finalmente, Longueira depone su candidatura en un misterioso capítulo que los años se encargarán de aclarar.

Así se gestó la candidatura de Evelyn. Balas iban y balas venían mientras esta digna mujer enfrentaba estoica un escenario adverso desde su inicio.

¡Y la izquierda todavía no comenzaba a dispararle!

Después vino el mes de Septiembre con toda la parafernalia periodística volcada a los 40 años del Golpe Militar. Con una Evelyn digna y “Pecho a las balas”. Cargando con todas las culpas de los errores del gobierno militar. Con una izquierda intentando involucrar, una vez más, a su padre General (R) en líos de derechos humanos. Infructuoso intento, pero que igual causó daño.

Como si todo lo anterior fuera poco, los errores comunicacionales de La Moneda y la imprudencia mediática del propio Presidente Piñera le rebotaban a Evelyn como torpedos bajo la línea de flotación.

Los guarismos no acompañaban a la candidata aliancista. El pronóstico de la encuesta CEP, casi siempre errada, pero igualmente coronada como oráculo infalible por la prensa y la clase política, le asignaba a Evelyn apenas un 14%. ¡Otro torpedo de incalculable daño!  La realidad desmintió, una vez más al errático oráculo y Matthei logra un 25% en primera vuelta, ¡Pero el daño ya está hecho!  A pesar de ello, Evelyn logra postergar el triunfo comunista-concertacionista y fuerza a una segunda vuelta.

Para causar mayor daño aún, los dos senadores RN electos en la Región Metropolitana marcando un triunfo de proporciones que es innegable, dan un triste espectáculo postergando y condicionando egoístamente su apoyo a la candidata. Comienza la campaña de segunda vuelta y ambos se van de vacaciones, sumándose tardíamente.

Como factor positivo, mencionemos que la candidata da un giro a su campaña y convoca a elementos jóvenes que refrescan su proyecto. Muchos de ellos darán que hablar. (Ojo con Felipe Kast)

Los resultados finales, todos los conocemos. En todo caso, sería válido remarcar que  todos los errores y autogoles que eran posibles de cometer, se cometieron. A pesar de ellos, Evelyn Matthei logra cerca del 40% de los votos y da a la derecha una lección de valentía y dignidad propia de ser imitada.

Sería de absoluta injusticia terminar este comentario sin mencionar el ejemplo de lealtad; dignidad; valentía y decencia política que en esta pasada nos deja la Senadora Lily Pérez.

7 comments:

Juan Carlos Balmaceda said...

¡Es cierto! Evelyn debió afrontar la "adversidad plena". Incluso la alevosa traición de parte de la "familia militar", quienes descansaron en razones sin sustancia para finalmente favorecer a la izquierda.

Carmen Domínguez R-T said...

Evelyn es la "Juana de Arco" de la derecha chilena.

Anonymous said...

Que exageración. Ni la própia UDI se la cree,cuanto menos RN. Es verdad que es una gran mujer y fue una excelente ministra; pero su declarado nazismo,su carácter terrible e irreflenable, sus extrema y públicas groserías, no podrían dejar de pasarle la cuenta.Creo sinceramente que si Allamand hubiese sido el candidato.., talvez Bachelet hubiese ganado igual, pero con no mas que un 50,50% o talvez un 51% y nó mas !!..

Manuel León S. said...

Sr. Anónimo:
Las posibilidades que hubiere tenido Allamand de un mayor éxito que Evelyn las comparto.
Pero lo anterior no le resta méritos a la valentía y decisión de Matthei.
Allamand también tiene sus taras.

Anonymous said...

Valentía y desición ?? estaba loca para pasar a la história como candidata !! Su egocentrismo, su megalomanía,sus deseos de Status y figuración , eran mayores que cualquier cosa. Hasta el Senador Espina era una mejor opción .Incluso LILY PEREZ !!!!!!

Miguel Huerta said...

Sr Anónimo:
No conozco político alguno, y conozco varios, que no sufra de egocentrismo y deseos de figuración.

Anonymous said...

Querido amigo Miguel..., tienes toda la razón " HOY"..., porque antiguamente sobraban los politicos que tenían ese espíritu y esa bondad de servir a la patria ( Portales,Aníbal Pinto,Jorge Montt,Esteban Montero,Juan Antonio Rios Moralez y otros que de tanto que hacían en forma tan silenciosa, que nadie los recuerda..., el Senador Musalem entre otros). El anónimo Eduardo Sáez Maldonado.