Wednesday, February 05, 2014

Triángulo terrestre

Mauricio Pilleux Dresdner


En el caso del reciente fallo sobre el diferendo ante La Haya entre Perú y Chile, los peruanos, y especialmente el ex presidente y candidato a la reelección Alan Garcìa,  insisten que ellos son dueños del triángulo terrestre que se forma al cruzarse el Hito 1 con la línea de la Concordia, no los chilenos, como ha sido reconocido históricamente.  El Tribunal de La Haya determinó que es el Hito 1  el que fija la frontera marítima y,  por lo tanto, ha reconocido que la costa que baña la costa del triángulo terrestre  pertenece a Chile, reforzando nuestra posición de que la frontera terrestre está fijada por el Hito 1, que es por donde pasa el paralelo, y no por el Punto Concordia como sostiene el Perú. Ante esta evidencia el Gobierno del Perú “aceptaría” que se le conceda una de las dos partes que deja la bisectriz del triángulo, o sea, la mitad de dicho territorio, lo que implicaría que se quedarían con parte de Arica, posición que es impresentable desde el punto de vista jurídico, histórico y geográfico. (Publicada en el Diario Austral de Valdivia  el 05/02/2014)

1 comment:

Anonymous said...

Mauricio,
Lo que se ha reconocido históricamente es que, justamente, la frontera (que viene desde el N.E. describiendo un arco hacia el S.O.), toca en el Punto Concordia. Y que hasta allí llega el territorio marítimo de Perú.
Por eso es que en 1968-69 los vecinos construyeron al interior de ese triángulo su faro de enfiliación para guía de las embarcaciones en alta mar. Faro que, destruido por un sismo y falta de mantención, Perú no reconstruyó en su "avivada" que intentaba desconocer el ´paralelo como frontera marítima.
Otra cosa es que, en la imposibilidad de mantener un hito sobre la arena húmeda, en el punto exacto en que el mar toca la costa, ambos países hayan acordado levantar el "hito 1" en seco, corriendo su ubicación unos 250 mts. hacia el N.E., siguiendo la línea curva de frontera. Pero eso - inicialmente - fue solo para los efectos de resguardar el hito de su destrucción por el mar.
Como en el Tratado de 1954 se aceptó por parte de Perú que la frontera marítima partiera de ese "Hito 1", el fallo de la CIH así lo ha confirmado. Pero solo para los efectos de fijar límites de territorio marítimo.
El límite terrestre queda inalterable, según ese fallo, y ya sabemos que parte del punto Concordia, lo que crea hacia el N. aquel molesto triángulo de costa seca que es - y siempre ha sido - territorio peruano.

R. Olmedo