Tuesday, August 12, 2014

Colaboración de Antonio Silva

Los millonarios asesores de la reforma educacional
Publicado el 23 julio 2014
El Ministro Eyzaguirre, con un velo de humildad al que no nos tiene acostumbrados, reconoció hace algunos días que él “todavía no sabe mucho de educación” Que una frase como ésta venga de quien está a cargo de la reforma más importante de este gobierno es, a lo menos, preocupante Pero es quizá la razón de otro hecho tanto o más alarmante: los asesores de la reforma que tiene Eyzaguirre.

Mucho se ha debatido acerca de la procedencia de sus asesores: que algunos son ex líderes estudiantiles, que la concertación estaría subrepresentada, que Revolución Democrática estaría sobrerepresentada, que el PC querría tener más influencia, que desde La Moneda han intervenido el Gabinete, y un largo etcétera. Pero nadie ha puesto en duda que los Ministros deben contar con asesores en su gabinete que los ayuden en el manejo directo de aquellos temas propios del Ministro. Entendamos, por supuesto, que el Ministerio de Educación cuenta con más de 4.500 funcionarios que ayudan a tirar de un buque muy pesado y complejo. Pero el asesor tiene una función distinta: auxilia de forma directa e inmediata al Ministro. Y Eyzaguirre ha contratado, sólo para la Reforma Educacional, a 22 personas en su gabinete. ¡Veintidós! Y, por supuesto, ninguna por una módica suma de dinero. El peor pagado recibe 1,5 millones de pesos mensuales, mientras que el mejor pagado recibe 5,9 millones, plata de todos los chilenos. Los asesores de Eyzaguirre para la reforma educacional le cuestan al país más de $70.000.000 al mes; es decir, 860 millones de pesos al año (ver cuadro obtenido por Transparencia al final) .

Nos parece exagerado. Exagerado porque el gobierno anterior hizo importantes reformas con mucho menos asesores, y ninguno estaba contratado con esa función específica. Exagerado también desde el punto de vista de los resultados: en 4 meses, veintidós personas dedicadas a la Reforma, han generado sólo el proyecto de ley del “Lucro, Selección y Copago”, el que ni siquiera contaba con el consenso de su propio sector y ha sido criticado transversalmente. Exagerado porque el país no puede darse el lujo de botar 70 millones mensuales sólo en asesores del Ministro para la Reforma de la Educación. A lo mejor, si el Ministro supiera un poco más de Educación Chile podría ahorrarse varios de estos asesores, alguno de los cuales llaman la atención, como por ejemplo, un médico veterinario que gana $5.906.016 (Exequiel Silva) o un asesor cuya función es “Generar un relato de sentido de la Reforma de la Educación”, para lo cual recibe 4.050.460 y ni siquiera cuenta con título profesional (Hugo Arias).

Y por si esto fuera poco, se acaba de incorporar Andrés Palma como “Secretario Ejecutivo” de la Reforma –cargo que, por supuesto, no existe, por lo que se incorporará como un asesor más – porque, a pesar de tener 22 asesores para la reforma y gastar más de 70 millones de pesos mensuales en ellos, “simplemente no damos abasto (…) y definitivamente necesitábamos refuerzos”, señaló Eyzaguirre.

Quizá llegó la hora de tener un Ministro que sepa de Educación, que sepa lo que está haciendo, que abandone la soberbia, que no derroche recursos de todos los chilenos en asesores y más asesores; para una reforma que la mayoría cree que este gobierno no podrá cumplir y cuyo apoyo se encuentra peligrosamente cerca de su rechazo. Por mientras, sólo nos queda esperar que la genialidad del Ministro y sus asesores y su afán reformista no se sigan traduciendo en pésimos proyectos con grave daño para el país.

Santiago Larraín E.

Abogado | RN 

No comments: