Monday, March 31, 2014

Salida al Mar

Existen muchos países mediterráneos en el mundo, o sea, sin salida al mar:
En África: Mali,  Niger, Chad, Tiopía, Sudán del sur, Burkina Faso, República Centroafricana, Zambia, Burundi,  Ruanda, Lesotho, Botswana.
En Asia: Tayikistán,Kirguistán, Mongolia, Uzbekistán. 
En América: Paraguay y Bolivia.
Paíseseuropeos sin salida al mar: Austria, Armenia, Azerbaiyán, República Checa,Hungría, Liechtenstein, Eslovaquia, Suiza, Macedonia, Serbia, Andorra, Bielorrusia, Luxemburgo, Moldavia, San Marino, Ciudad del Vaticano.
¿Cuántos de estos países mediterráneos estarán pensando en hacer una presentación a la Cortede La Haya para tener salida al mar?
Que yo sepa, sólo uno, Bolivia.

Mauricio Pilleux Dresdner

Humor por "Topo Lagos"

Planeta Combatiente

Thursday, March 27, 2014

¿Un Chile a la europea?


Editorial Diario El Comercio - Perú

Si el gobierno de Bachelet cambia el modelo chileno, el Perú debe consolidar el liderazgo económico de la región

Por años, sucesivos gobiernos en Chile han logrado resultados económicos que han convertido a su país en “el milagro” de América Latina. Hoy, esta nación posee la renta per cápita más alta de la región, la cual aumentó desde aproximadamente US$5.000 en 1990 a casi US$20.000 a la actualidad y el Banco Mundial la considera dentro del grupo de países con ingresos altos en el mundo. Durante ese mismo período, además, Chile logró reducir la cantidad de ciudadanos que se encuentra debajo de la línea de pobreza del 40% al 15%, más que el resto de países latinoamericanos. Y, según las Naciones Unidas, es el país que tiene el mayor índice de desarrollo humano por este lado del orbe.
La receta que Chile ha seguido para obtener estos impresionantes resultados no es un secreto: por décadas el país del sur ha apostado por la libertad económica. Muestra de ello es que, durante los 20 años de existencia del Índice de Libertad Económica de la Fundación Heritage, Chile ha sido calificado consistentemente como una de las economías más libres del planeta. De hecho en el ránking del 2014, ocupa el puesto 7 de todo el mundo y el primero de América Latina.
No obstante, a pesar de que la mencionada apuesta le ha pagado tan bien a Chile, Michelle Bachelet está considerando seriamente la posibilidad de colocar sus fichas en otro lado. La presidenta de Chile ha anunciado su intención de elevar los impuestos, aumentar las prestaciones sociales que brinda el Estado e incluso promulgar una nueva Constitución para profundizar este tipo de cambios.
Aún es incierto si la señora Bachelet tendrá el apoyo para implementar todas estas iniciativas. Su partido no tiene los 80 votos necesarios para cambiar la Carta Magna y la coalición con la que llegó al poder está integrada por grupos disímiles, los comunistas y los demócratas cristianos, que no necesariamente coinciden en la dirección hacia la que debería caminar su país. Sin embargo, las convicciones de la presidenta de que el “modelo chileno” debería llegar a su fin parecen ser firmes. Según ella “la verdadera amenaza de Chile es no hacer las reformas”. Existe, por tanto, una posibilidad de que la economía chilena termine “europeizándose”. Es decir, que se adelgace la libertad económica con la finalidad de alimentar a un Estado de bienestar más nutrido.
Las razones para este cambio de rumbo son conocidas y las enfrenta cualquier país que ha experimentado un crecimiento importante: una vez que la torta crece, a los políticos les es más fácil dedicarse a repartirla populistamente en vez de profundizar las reformas que permitirían que la misma crezca más y con mayor velocidad. Dichos políticos, sin embargo, pasan por alto que el principal inconveniente de convertirse en un país con un Estado de bienestar europeo es que es imposible hacerlo sin adquirir también los problemas económicos de Europa. Es decir, un estancamiento de la productividad y la competitividad que ha llevado a que estos países hoy estén buscando desmantelar aunque sea parte de sus insostenibles sistemas de prestaciones sociales.
En el Perú, de hecho, algo de esto también ha sucedido. El gobierno de Humala ha aprovechado los recursos que ha traído el crecimiento económico para expandir considerablemente los presupuestos y el alcance de los programas sociales sin medir las consecuencias de esta decisión. Un ejemplo es el Programa Juntos. En el primer año de este gobierno pasó de beneficiar a 950 mil personas a asistir a 1’500.000. Un número que sigue creciendo sin que nada asegure que será financiéramente sostenible o que los receptores de la ayuda estén desarrollando medios para lograr producir en un futuro su propia riqueza.
El Perú debería ver lo que ocurre en Chile y tomar de ello dos lecciones. La primera, que debemos estar preparados para ver más políticos prometiendo una “mejor” repartición de la torta, pues es una tendencia natural pero que trae negativas consecuencias para el crecimiento. La segunda, que si Chile implementa el cambio de rumbo que propone Bachelet, deberíamos aprovechar el momento para profundizar la apertura de nuestra economía y tomar el liderazgo económico de la región que el vecino del sur, probablemente, abandonaría.

Crisis en Venezuela: el incómodo dilema ético de Bachelet y la Nueva Mayoría

avatar

Periodista de la Pontificia Universidad Católica de Chile, vivió 21 años en Caracas y es autor del libro “La Revolución Fallida: Un viaje a la Venezuela de Hugo Chávez” (2010).

José Miguel Insulza dejará en los anales de América Latina el recuerdo de un chileno que, como secretario general de la OEA, negó sistemáticamente que la democracia venezolana estuviera en problemas, aun cuando instituciones de la propia OEA, como la Comisión Interamericana de DD.HH., han emitido durante años informes que sostienen exactamente lo contrario.
Michelle Bachelet, por su parte, arriesga ser recordada como la Presidenta de Chile que, justo en momentos en que el régimen bolivariano mostraba la cara más brutal de su naturaleza autoritaria, escogió ignorar toda la evidencia al respecto para escudarse tras una cuestionable idea: no puede no ser democrático un gobierno que ganó el poder en las urnas (definición que convierte a Cuba en una dictadura, por cierto, cosa que la Mandataria jamás aceptaría).
Reducir la democracia al mecanismo por el cual se obtiene el poder, haciendo caso omiso de la forma en que éste se ejerce, es poner en entredicho la esencia misma del sistema de derechos, obligaciones y libertades que configura un orden genuinamente democrático. Las imágenes provenientes de Venezuela en los últimos días no dejan lugar a dudas sobre el comportamiento antidemocrático del gobierno de Nicolás Maduro, más allá de que se haya impuesto en los comicios de abril de 2013 (en un proceso electoral que, como todos los del período bolivariano, jamás habría pasado el test de blancura de nuestro Servel).
El canciller Muñoz y la Presidenta Bachelet han justificado su apoyo a Maduro por el rechazo a que se intente “derrocar violentamente” a un régimen elegido con votos. Pero los registros visuales son indesmentibles: la principal violencia la están ejerciendo las fuerzas de seguridad venezolanas en contra de los civiles que protestan. Espantan –y debieran remecer las conciencias– los muchos videos que muestran a policías y guardias nacionales golpeando salvajemente a personas desarmadas que no ofrecen resistencia, o disparando armas de grueso calibre en lugar de munición antimotines. Las decenas de muertos y centenares de heridos han dejado postales sangrientas que han dado la vuelta al mundo sin que se levante en las naciones democráticas un coro unánime de condena.
Se trata de una represión que no tiene símiles en la experiencia latinoamericana reciente, y que se suma a la instrumentalización del Poder Judicial por parte del Ejecutivo para acorralar y encarcelar a sus detractores. La prisión del líder opositor Leopoldo López, aislado hace un mes en una cárcel militar bajo cargos a todas luces espurios, es apenas el ejemplo más visible de un cerco judicial que busca silenciar a todos los críticos del gobierno. El retiro de su investidura parlamentaria a la diputada María Corina Machado refleja a un Poder Legislativo que actúa fundamentalmente como brazo ejecutor del Gobierno.
Por supuesto que serán los venezolanos quienes resuelvan sus problemas, pero la comunidad internacional, y en especial los países de América Latina, no pueden permanecer de brazos cruzados –como ha escogido hacer la OEA, negándose incluso a discutir el tema– ante una crisis como la que vive hoy Venezuela.
En este sentido, Chile tiene un compromiso ético especial, como bien sabe la actual coalición gobernante. En 1975, en la localidad de Colonia Tovar, cercana a Caracas, tuvo lugar uno de los hitos fundacionales de la futura Concertación, antecesora directa de la Nueva Mayoría. Allí, protegidos por la amistad de una democracia consecuente con sus principios, se reunieron representantes socialistas, democratacristianos, radicales, del Mapu y de la Izquierda Cristiana para iniciar el proceso de reflexión política que los llevaría a recuperar la democracia en Chile 15 años más tarde.
Quienes hoy gobiernan desde La Moneda son herederos de ese proceso y harían bien en recordar que la verdadera izquierda venezolana –los comunistas y socialistas que, junto a los socialdemócratas y los democratacristianos de la época, apoyaron a los chilenos que luchaban contra la dictadura de Pinochet– milita hace años en la oposición al chavismo, pues ha entendido que el discurso bolivariano de “izquierda” es sólo una fachada que esconde a un régimen fundamentalmente militarista y autoritario.
Por muchísimo menos de lo que hoy ocurre en Venezuela, varias de las actuales autoridades y miembros de la Nueva Mayoría no dudaron en calificar de “dictatorial” al gobierno de Sebastián Piñera durante las manifestaciones estudiantiles de 2011. Sin ir más lejos, la nueva ministra de la Segpres, entonces senadora, acusó al titular de Interior de impulsar un “Estado policial”. Pero nunca hubo muertos en las protestas chilenas, los detenidos eran liberados el mismo día (incluso los que habían sido sorprendidos in fraganti en actos de vandalismo), y la mayoría de los heridos que produjeron los enfrentamientos con la policía fueron carabineros, dato que a muchos políticos y líderes estudiantiles parece incomodar.
Un mínimo de consecuencia política, de honestidad intelectual y de convicción democrática obliga a condenar en los más duros términos la forma en que el gobierno venezolano está reprimiendo las protestas en su contra. Protestas que nacen, hay que enfatizar, no de una “conspiración fascista” de la oposición para derrocarla ni tampoco de una estrategia “imperialista” para desestabilizarla, sino de la exasperación ciudadana ante los irrefutables fracasos de la revolución bolivariana a lo largo de 15 años: la peor inseguridad de la región, la peor corrupción, la peor inflación, el peor desabastecimiento de productos básicos, el peor desempeño en libertad de prensa y derecho a la información, la peor transparencia electoral y fiscal, la peor autonomía de los poderes públicos, la peor polarización social, la peor concentración de poder discrecional en manos del Ejecutivo. Parece una lista inmisericorde de críticas, pero se trata de realidades objetivas que han sido medidas a través de decenas de instrumentos y variables, y de las cuales los venezolanos pueden dar doloroso testimonio.
Por todas estas razones, los demócratas chilenos –pero en especial quienes tienen poder de decisión en La Moneda y el Congreso– poseen argumentos de sobra para impulsar una campaña diplomática decidida y urgente que haga entender al Palacio de Miraflores, sin eufemismos, que el curso de acción que ha adoptado es inaceptable y que no le traerá la solución a sus problemas.

Humor por "Topo Lagos"

LA RETROEXCAVADORA DE QUINTANA

Wednesday, March 26, 2014

Chiste Tierno










Enlace permanente de imagen incrustada

Retroexcavadora de Quintana - Encuesta La Segunda


A su juicio, la frase del senador Jaime Quintana ('No vamos a pasar la aplanadora, sino a poner una retroexcavadora. Vamos a destruir los cimientos del modelo neoliberal') revela:

img
Entusiasmo por los cambios.
  • img
  • 7 %
img
Transparencia en torno a sus propósitos.
  • img
  • 9 %
img
Arrogancia producto de la mayoría parlamentaria.
  • img
  • 61 %
img
Desatino. Lo cortés no quita lo valiente.
  • img
  • 22 %
img
Otra.
  • img
  • 2 %

Número de votos
: 7051

Carta Publicada en El Mercurio de Calama y Las Últimas Noticias el 26 de Marzo; El Sur de Concepción; El Llanquihue de Puerto Montt el 27 de Marzo y El Mercurio de Valparaíso y de Antofagasta el 28 de Marzo de 2014





SENADOR MULTIFACÉTICO

Señor Director:

Recién ahora me entero que el Senador PPD Quintana, además de político, era operador de retroexcavadora.

Atentamente
Miguel Huerta Marín

Tuesday, March 25, 2014

Tweet Venezolano

Padre Jose Palmar
Remueven alcaldes a punta de pistola y destituyen a 
diputada de un plumazo, ¿qué más necesita el mundo 
para saber que estamos en dictadura? 

Monday, March 24, 2014

El alma rusa

"Putin ha navegado entre ambas corrientes, y eso explica su prevalencia y poder. Ha sabido entenderse con EE.UU. y participar en el diálogo de Europa. Pero también atiende a la Rusia profunda..."  


     
  

¡¡Ella también se saca los mocos en público!!


¡¡Se comenta que...!!

Circula en Internet:

La presidenta Bachelet fue a visitar una cárcel. Interrogada sobre el motivo de su visita respondió: ando buscando a futuros funcionarios de gobierno.

Atentamente,
 Antonio Silva.

Wednesday, March 19, 2014

Renuncias: La Mano Negra de Girardi

Fuente: EMOL

El sufijo "itis"

La terminación -itis- se emplea en medicina para designar una inflamación o infección: amigdalitis, otitis, pancreatitis,etc. También se la usa para referirse a un exceso de reuniones, o reunionitis, sean éstas académicas, sindicales, empresariales, vecinales, u otras,  y que monopolizan la agenda, se extienden más allá de lo previsto, no empiezana la hora, no se respeta el tema de la Tabla, o sus resultados no  siempre
se traducen en acciones concretas.  También existe la "comisionitis", esto es, la creación de comisiones para solucionar cualquier problema, real o imaginario, y cuyos resultados después nadie los toma en cuenta.
En Venezuela se creó la Conferencia Nacional por la Paz, pero la violencia  y las muertes continúan. Ahora, los Cancilleres de Unasur acordaron enviar una comisión de ministros de RR.EE. a Venezuela.
En Chile, el año 2006, se creó una numerosa y publicitada comisión para resolver los problemas de la educación que plantearon los estudiantes secundarios en la denominada "revolución pingüina".  El informe de dicha comisión aún duerme en algún cajón de La Moneda.

(Publicada en el Diario Austral de Valdivia el 19/03/2014)

Mauricio Pilleux Dresdner

Tuesday, March 18, 2014

Twitter; ¡¡La firme!!

  1. CONFECH confirmando reclamo del piñerismo de que marchas eran más contra Piñera que a favor de educación.

Monday, March 17, 2014

Siguen los Escándalos

La diputada UDI Marisol Turres pidió a la gobernadora que renuncie.

Diputada UDI pide a gobernadora de Chiloé "renunciar" por figurar como indigente en ficha de protección social

La parlamentaria Marisol Turres dijo que la situación de Claudia Plascencio es "vergonzosa, y una pésima señal para el resto de las familias del país".

Como "vergonzosa" calificó la diputada UDI, Marisol Turres, la situación de la gobernadora por Chiloé, Claudia Plascencia.
Según publicó hoy La Tercera, la nueva autoridad provincial a marzo de 2014 figuraba con una ficha de protección social de 2 mil 119 puntos, entrando en la categoría de indigentes de acuerdo a las categorías usadas por el Estado para la entrega de beneficios.
Esto pese a haber sido encuestada mientras se desempeñaba como funcionaria del registro civil, donde percibía una renta por sobre el millón de pesos. Junto con esto, Plascencia tiene estudios de pre y posgrado, lo que a juicio de expertos en trabajo social hace difícil que tenga un puntaje tan bajo.
Conocidos estos antecedentes, la parlamentaria por Puerto Montt dijo que "no parece extraño, sino altamente reprochable, que una profesional, con un magister, y que ha estado trabajando en el servicio público casi en forma permanente, aparezca como indigente. Esto en vergonzoso y es una pésima señal para el resto de las familias del país".
"Nosotros hemos criticado que hay mucha gente que miente para poder obtener beneficios sociales, y lo hemos visto con gente que no son de escasos recursos, y que tienen un nivel educacional más bajo. Por eso, yo creo que por dignidad, ella debería renunciar a su cargo", agregó.
Finalmente, la parlamentaria manifestó que "es vergonzoso que alguien que ha trabajado con familias vulnerables, y que ha podido ver y conocer lo que es la real pobreza del país, mienta de esa manera al Estado, y al sistema y que use ello para obtener beneficios, quitando la oportunidad a otra familia que lo merece".
"Ella no solo debería renunciar a su cargo, sino pedir disculpas a la gente de Chiloé y a todo el país", concluyó.

Colaboración de Antonio Silva

Sunday, March 16, 2014

Carta Publicada Diario El Mercurio de Valparaíso y El Austral de Temuco; 16 de Marzo; El Sur de Concepción el 18 de Marzo y El Mercurio de Calama el 20 de Marzo de 2014


José ¨Pepe" Mujica


Señor Director:

La influencia que tienen los medios en cierta ligereza de juicio que a veces muestra tener la opinión pública, se hace patente en la persona del Presidente del Uruguay José "Pepe" Mujica.
En efecto, el sólo hecho de llamarlo "Pepe" ya provoca una cercanía popular irresistible. Para qué decir, su forma de actuar y de vestir. Ello lo convierte en un personaje con una sintonía popular insuperable, aunque su alejamiento del protocolo, en el caso de nuestro cambio de mando, raye en una falta de consideración ante un acto republicano.
Aunque lo más notable es que toda esta parafernalia populista que lo rodea, logra borrar de un plumazo del juicio colectivo su falta de consecuencia al declararse como un paladín de los DDHH y simultáneamente demostrar, en su reciente reunión con Fidel Castro, una admiración reverencial ante el tirano caribeño que linda en un riesgoso servilismo.

Atentamente

Miguel Huerta Marín

Monday, March 10, 2014

Balance Gobierno de Piñera - Encuesta terra.cl

            A un día de que termine el gobierno de Piñera, ¿cuál es el balance?
  1. Excelente: lo avalan las cifras de empleo, de crecimiento, el posnatal de 6 meses y la reconstrucción. 41,03% 2553 votos
  2. Bien, aunque el exceso de personalismo afectó a la Derecha y su continuidad. 27,03% 1682 votos
  3. Reguleque: fue un gobierno más de la Concertación. La Derecha no se vio reflejada en el poder. 9,48% 590 votos
  4. Pésimo: no hubo grandes reformas estructurales para fomentar el crecimiento ni se avanzó en la equidad. 22,45% 1397 votos
Total
6222 votos

Gestión de Piñera - Encuesta La Segunda


¿Qué nota le pone usted a la gestión del Presidente Piñera?

7
  • img
  • 20 %
img
6
  • img
  • 30 %
img
5
  • img
  • 17 %
img
4
  • img
  • 13 %
img
3
  • img
  • 9 %
img
2
  • img
  • 4 %
img
1
  • img
  • 7 %

Número de votos
: 11898