Wednesday, January 07, 2015

SECUESTRO Y SOLUCIÓN DE LA JUSTICIA

martes, 6 de enero de 2015

Buenas, en el articulo de esta semana os presentaré un tema esencial de la regeneración democrática como es la Justicia. Este último no ha sido escrito por el autor habitual del blog sino por su socio, Sicker (@RealSicker) pero el artículo ha sido revisado y aceptado en su totalidad por El Centro Prospero

España es un país con una situación social bastante compleja. Desde todos los sectores de la sociedad surgen, en un año de elecciones como éste, rencillas y discusiones que parecían enterradas pero que, en cuanto existe la más mínima percepción de que cualquier queja puede tener respuesta, reaparecen. La situación de la justicia en este países uno de esos asuntos, y es que, si hay algo que es evidente aquí, es que la separación de poderes que prometía la Constitución es poco más que una ilusión.

El baile en todas las instituciones que precede a las votaciones es buena muestra de ello. Todos sabemos que, cada vez que un nuevo gobierno entra en este país, el plantel de jueces “importantes” sufre prácticamente los mismos cambios que puede sufrir el de ministros, y no solo eso, sino que las preocupaciones principales que se le proponen a la Fiscalía son muy diferentes dependiendo de qué sector ideológico sea el que lleve la batuta. Si ni los jueces son los mismos, ni los asuntos que se priorizan desde la dirección del Ministerio de Justicia lo son, ¿qué significa aquí realmente la Justicia?

Hace mucho que el bienestar de la población no es el objeto principal de las resoluciones judiciales, si bien todos coincidimos en que el objetivo primordial del poder judicial es impartir justicia pero el ciudadano normal se encuentra muy desprotegido frente a las manipulaciones conceptuales de las grandes corporaciones. En el fondo, como pasa con la Economía, la Sanidad o incluso la Cultura, en este país todo sector es susceptible de convertirse, de forma casi absoluta, en una herramienta propagandística de enorme calibre. En cuanto existe la más mínima duda de la seriedad del que gobierna, se destapa algún escándalo dentro del propio partido o de otros y se procede a una purga dura que, sin embargo, deja impunes a los pesos pesados, en un proceso que se podría definir como “limpiar las malas hierbas en torno a un árbol caído”, el objetivo del cual es únicamente dar a entender a la población el compromiso firme de personas que ya han demostrado de antemano que no son válidas ni siquiera moralmente para cumplir su función.

Sin embargo, por suerte o por desgracia, la solución a esta situación,como a todas, pasa por el compromiso firme de la población. La elección de un partido político u otro implica la confianza en unas promesas o en otras, en una ideología o en otra, en un sistema económico y social o en otro,y la obligación del español medio es la búsqueda de información contrastada y seria de todas las opciones,para poder elegir con seguridad aquella que le inspire más confianza.

Si se desea una justicia libre, se debe elegir a un partido que asegure una separación de poderes eficiente y que desde el principio,en su programa, proponga mecanismos viables para garantizar que la política y la actuación judicial estén separadas de forma completa,proponiendo una sólida administración judicial y sanciones firmes para aquellos que traten de aprovechar su influencia para salir ilesos en asuntos penales o que intenten desmontar la Justicia en beneficio propio. Si no tenemos seriedad en la defensa de principios tan elementales como éste, no seremos capaces de progresar en ningún sentido.

Muchas gracias

@prospero_centro y @RealSicker

Un blog de política transversal y http://sicker.es  

No comments: