Tuesday, August 11, 2015

Colaboración de Mauricio Pilleux Dresdner

Defectos

En los últimos tiempos, mi vida se complica cada día más.  Agradezco a todos mis amigos que todavía se atreven a relacionarse conmigo a pesar de mis defectos:

Nací blanco, lo que hace de mí un racista. Yo no voto por la izquierda, lo que hace de mi un fascista.

Soy heterosexual, lo que hace de mí un homófobo. No soy de ningún sindicato, lo cual hace de mí un traidor a la clase obrera y un aliado de las grandes empresas.

Yo soy cristiano, lo que hace de mí un perro infiel.

Soy mayor de 65 años y estoy jubilado, lo que hace de mí un viejo estúpido, aburrido y retrógrado. Yo reflexiono, sin creerme todo lo que la prensa me dice, lo que me hace un reaccionario.

Yo valoro mi identidad y mi cultura, lo que hace de mí un xenófobo. Me gustaría vivir con seguridad y ver a los delincuentes en la cárcel, lo que hace de mí un genocida.

Creo que cada uno debería ser recompensado según sus méritos, lo que hace de mí un antisocial. He sido severamente educado y se lo agradezco a mis padres; lo cual hace de mí un verdugo de niños que se opone a su bienestar.


Yo creo que la Defensa de mi país es cosa de todos los ciudadanos, lo cual hace de mi un militarista. He aquí mi forma de ser y, por ende, la causante de mis males.

No comments: