Sunday, August 16, 2015

El "Leucotón" y la "Janequeo"

El Mercurio, Sábado 15 de agosto de 2015

Señor Director: 

Hace 50 años y en circunstancias climáticas muy similares a las del fin de semana pasado, una fuerte marejada varó al patrullero "Leucotón" en la bahía de Manquemapu, al oeste de Purranque, mientras buscaba protección luego de una falla; su tripulación quedó a salvo en la playa. Las primeras evaluaciones confirmaron que sería muy difícil desvarar al "Leucotón", que tras 50 años aún está en el mismo lugar; sin embargo, el mando naval envió una flotilla de rescate, al mando del jefe de la Partida de Salvataje, comandante Claudio Hemmerdinger. Se comisionó a un remolcador de alta mar, la "Janequeo", y dos naves auxiliares, la "Casma" y el "Cabrales", para efectuar la maniobra de desvaramiento, pero las malas condiciones del lugar, la falta de medios y los errores de la improvisación dejaron a la "Janequeo" inutilizada y sin propulsión en un fondeadero peligroso, a la espera de un nuevo rescate, que luego de varios días no llegó a tiempo. El varamiento del "Leucotón" y el naufragio de la "Janequeo" en agosto de 1965 costó la vida a 52 marinos, quienes se encontraban en la maniobra de rescate del primero y que fueron sorprendidos por un fuerte temporal el día 15 en la bahía Manquemapu, mientras la "Janequeo" se encontraba fondeada y sin capacidad de maniobra por tener su único propulsor fuera de servicio. De una dotación de 74 marinos de la "Janequeo", 51 de ellos dieron su vida en el cumplimiento del deber; destacan el cabo Leopoldo Odger, que dio su vida rescatando a sus compañeros, y un valiente marino del "Leucotón", el marinero Mario Fuentealba, que entregó su vida rescatando a cuatro hombres, y que ha sido el único miembro de las Fuerzas Armadas en recibir dos distinciones "Al Valor". En esta trágica misión se vieron actos de heroísmo y de entrega colectivo que pocas veces se dan en la historia; no solo el marinero Fuentealba se inmoló por sus compañeros, también lo hizo el cabo Leopoldo Odger, el radiotelegrafista Mena, que permaneció en el puente con el capitán Léniz, y el comandante Hemmerdinger y otros varios que se mantuvieron en sus puestos. No menos destacable es el ejemplo de cinco oficiales de marina, los guardiamarinas Hugo Hromic y David Tapia, el subteniente Félix Nieto, el capitán de corbeta Marcelo Léniz, comandante de la "Janequeo", y el capitán de fragata Claudio Hemmerdinger, comodoro de la flotilla y jefe de la Partida de Salvataje, quienes junto a sus tripulantes dieron su vida tratando de salvar su buque y de rescatar a sus camaradas. En tiempos en que muchos demandan sus "derechos", esta conmemoración de 50 años nos recuerda los más altos valores patrios, con un ejemplo contemporáneo de heroísmo, entrega y "Cumplimiento del Deber", que debe guiar a las nuevas generaciones de marinos. 

No comments: