Thursday, October 01, 2015

Otros Tiempos

Los niños ahora se entretienen con  el computador, facebook, el iPod y otros implementos tecnológicos. Antes jugábamos a las bolitas: a los tres hoyitos, al chiclín, al choclón, a la hachita y cuarta. También al emboque, a los palitroques, al trompo, a los chirlitos y a los coletos, al paquito-ladrón, a parir la chancha, al caballito de bronce, al "ha llegado carta" o al "mandan-dirun-di-run-da".
Aparte de los volantines, también se encumbraban los chonchos y los pavos.
Cuando nos dolían los oídos nos echaban humo de cigarrillo en éstos y nos ponían un algodón. Para los nervios estaba el Calmatol 18, para el dolor de cabeza Criogenina Lumiere y para cualquier mal: las "pildoritas del doctor Ross", chiquititas pero cumplidoras, como rezaba el réclame. La ropa se lavaba con jabón Gringo.  Han desaparecido las carbonerías, las yerberías, las boticas y los emporios, ahora reunidas todas en un supermercado. 
Ni todo tiempo pasado fue mejor, ni lo es el presente, ni lo será el futuro: sólo lo será mejor aquél que nos tocó vivir.

(Publicada en el Diario Austral de Valdivia el 01/10/2015)

Mauricio Pilleux Dresdner

No comments: